versiones contradictorias

Aina Clotet pone contra las cuerdas a Leticia Dolera: afirma que no la contrató por estar embarazada

Leticia Dolera
Leticia Dolera y Aina Clotet en un fotomontaje /Gtres

Esta semana la polémica con Leticia Dolera vuelve a la palestra. La actriz embarazada a la que no contrató por su estado ha hablado sobre todo este asunto

La pasada semana el nombre de Leticia Dolera volvió a la palestra por un asunto que ponía en entredicho su papel como icono feminista. ¿El motivo? Según se había publicado, ella como directora de la serie había decidido no contratar a una de las protagonistas cuando conoció que estaba embarazada de su segundo hijo. Aunque la también actriz dijo que intentó mantener la participación de Aina Clotet, cambiando incluso de localización y el plan de rodaje, estas opciones resultaron inviables. “Era imposible contar esta historia con una embarazada de 5 meses. Me dio pena que no pudiera hacerlo“, dijo la intérprete, pues había varias escenas basadas en la exploración de la propia sexualidad. La actriz no contratada se había mantenido en silencio hasta que este martes ha decidido romperlo públicamente mediante un comunicado a través de sus redes sociales.

La actriz se sintió apartada y así lo ha hecho saber, ya que para ella ha sido una dura experiencia: “Asumí que la producción de una serie marcadamente feminista y que plantea la dificultad de ser mujer y madre en esta sociedad consideraría todas las opciones para no excluirme solo por estar embarazada”, dice en el escrito. “Ninguna mujer debería verse en la necesidad de ocultar algo así para proteger su carrera profesional”, comenta. “Empezaba a rodar estando de poco más de tres meses y medio (no entre 4 o 6 meses, como se ha publicado), por lo que entendí que, con una planificación adaptada, podría rodar la mayoría de mis escenas antes de que mi embarazo fuese perceptible. Si llegado el momento en que mi embarazo fuese visible, quedaran escenas pendientes de rodar, entendía que se podría recurrir a cualquiera de las técnicas que utilizamos de forma habitual en estas circunstancias, como adaptar el vestuario, ajustar planos de cámara, sugerir que el personaje, que ya es madre de dos niñas, no necesita tener un vientre completamente plano, usar dobles de desnudo puntuales, etc. Y así lo propuse”, ha apuntado en el comunicado.

A pesar de que ella misma propuso varias soluciones, supuestamente se encontró con parapetos por parte de la dirección: “Dos días después de comunicar la noticia, la directora me informa telefónicamente que no cree que puedan contar conmigo porque hay un problema con la póliza del seguro, que establece un coste altísimo para cubrir cualquier problema derivado del embarazo y que además ven complicado cambiar el plan de rodaje”. Sin embargo, ni ella ni su representante se rindieron ante esta negativa y pidieron reuniones que le dieran posibles soluciones: “Mi representante y yo pedimos una reunión con el productor y la directora. (…) Dado que mi interés y compromiso con esta serie era absoluto y entendiendo que parte del problema residía en un motivo económico, puse a disposición mi salario para cubrir cualquier coste adicional que mi embarazo pudiese suponer a la producción. En esa misma reunión preguntamos si Movistar+, como plataforma que encargó el proyecto, estaba al corriente de la situación y nos responden que no. Solicitamos que se les informe y acordamos que así lo harían”. Aunque Aina revela que esto nunca sucedió.

Aina Clotet
Aina Clotet, embarazada de su segundo hijo /Gtres

Cuando quedaba poco para comenzar el rodaje de la serie de Leticia Dolera, le transmitieron que no contaban con ella: “Días más tarde, en mi séptima semana de gestación, y cuando todavía quedaban dos meses para que el rodaje empezara, el productor me transmite que, definitivamente, es legal y artísticamente inasumible mi presencia en la serie. Leticia, en compensación, me planteó la posibilidad de interpretar un personaje capitular que decidí rechazar, no por el hecho de ser un personaje menor, como se ha dado a entender públicamente, sino por la gran sensación de desprotección que había sentido durante todo el proceso”. Aina se niega a estar callada, pues considera que es injusto y que no se debe permitir.

Últimas noticias