Lomana en estado puro

‘Masterchef Celebrity’ arranca con Carmen Lomana ‘envenenando’ a sus compañeros y con la primera expulsada

Masterchef
Santiago Segura y Carmen Lomana, en 'Masterchef Celebrity' / TVE

La socialité confesó no haber pelado nunca una cebolla

Primeros roces entre concursantes y Antonia Dell'Ate como protagonista de ellos

Mezclar a algunos de los rostros más conocidos de la escena nacional, ponerlos a mostrar su habilidad culinaria delante de los fogones y rodearlos de cámaras de televisión es sinónimo de éxito asegurado. Así ha conseguido Masterchef Celebrity tantos adeptos como para que cada arranque de temporada sea esperadísimo. Si hace unas horas os poníamos al día con el perfil de todos los concursantes de la edición, hoy ya podemos decir que el primer episodio ha tenido de todo: risas, malos hábitos en la cocina, discusiones y una primera expulsada.

Entraba entre los planes que Carmen Lomana fuese epicentro de atención. Twitter ardió con las ocurrencias de un personaje capaz de despertar admiración y animadversión a partes iguales. Parece que lo suyo no es cocinar y es que hasta el propio programa advertía a todos de lo poco apetecible de sus platos.

Su otro momento de ‘gloria’ fue al confesar  que estaba no había cortado una cebolla en su vida, algo que desató las burlas de Pepe Rodríguez: “Si quieres un pinche pídelo, ¿eh? Aquí nadie puede perder su estatus”, le espetó el cocinero.

También surgieron los primeros rifirrafes entre concursantes, propio de un show en el que se les exige la máxima concentración a la hora de preparar los platos. Cómo no, Antonia Dell’Ate estuvo involucrada en ellos. La italia es una mujer con carácter bravo y se las vio con el juez Jordi Cruz. “No sabes escuchar a este jurado sin callarte”, le replicó  el chef. “Me preocupa saber si vas a tener la paciencia para escuchar y aprender qué necesitas”, continuó.

Mario Vaquerizo y Paula Prendes Masterchef
Mario Vaquerizo y Paula Prendes / Gtres

La primera entrega de Masterchef dio lugar también a las primeras decepciones. La mayor fue la de una Paula Prendes que vio cómo su nombre quedaba grabado como la primera en colgar el delantal y dejar el concurso. La asturiana no pudo superar la prueba que consistía en preparar bombones porque se le resistió el relleno. Para que luego digan que un dulce no amarga a nadie.

Muy desconsolada, la actriz declaró emocionada: “Estoy tristísima. He hecho todo el trabajo pero no me ha salido. Tengo una rabia terrible dentro y pena. No esperaba irme tan pronto”, ha confesado entre lágrimas.

Últimas noticias