Arruinado

La escalofriante situación que vive Arévalo: “un pobre hombre que vaga por Valencia”

Arévalo
El humorista Arévalo, durante un evento / Gtres

'Sálvame' destapa el drama del humorista

Se alimenta de los restos del mercado

Si hace menos de un año invitaba al rey Juan Carlos a una paella en su casa, un hecho que motivó el tremendo enfado de Bertín Osborne, ahora Arévalo vive una situación bien diferente. Uno de los humoristas españoles más carismáticos está arruinado y no tiene dinero para comer, hasta el punto de que podría haber perdido el chalet en el que vivía en Valencia y ahora se pasea por el mercado para recoger las sobras de los puestos, tal y como ha desvelado ‘Sálvame Diario’.

El equipo de Telecinco se ha desplazado hasta la ciudad del Turia para conocer de primera mano el drama de Arévalo en voz de unos vecinos que no le quieren ni ver: “Tiene muchas deudas y es un estúpido, ahora se ha vuelto tonto”. Lo ven decaído desde hace tiempo, muy dejado: “Está de capa caída y ya no vale para nada. No le llaman para nada de trabajo”.

Algunos culpan a su alto tren de vida de estas penurias: “Tenía un chalé en una urbanización muy lujosa en Valencia y vivía a lo grande, con servidumbre, jardinero, chófers, servicio…pero por una mala administración se lo quitó todo el banco, por derrochar más de la cuenta. Ahora vive en una casa muy pobre”. Su situación es tan escalofriante que no tiene ni para cubrir sus necesidades primarias, por ejemplo, comer: “Es un pobre hombre que vaga por Valencia, no sé qué comerá porque va al mercado a buscar restos”, indica un vecino.

Arévalo
Arévalo vive acuciado por las deudas en Valencia / Gtres

El cómico tiene pocos apoyos ahora mismo, pero si hay alguien que está muy preocupado por él es su gran amiga, Malena Gracia: “Hablo con él todos los días y me dijo que estaba muy triste. Le veo decaído, tiene mucho peso porque murió su mujer hace unos años, es una persona muy activa y ha tenido un parón grande. Sé que estaba vendiendo el chalé y que le estaba costando. Hay momentos que tienes todo y momentos de bajón. Cuando ya no te llaman te deprimes mucho. La gente que le queremos de verdad siempre vamos a estar a su lado, yo le adoro”, confiesa en conversación con ‘Sálvame’.

Últimas noticias