Abandona su pasión por ver crecer a su hija

Pau Donés: una vida entre dramas, sueños y música

Pau Donés
Pau Donés, vocalista de Jarabe de Palo / Gtres

El vocalista de Jarabe de Palo sigue luchando contra el cáncer de colon

La vida de Pau Donés está marcada por el inesperado suicidio de su madre

No quería ser padre pero su vena paternal ha acabado venciendo a la artística. Pau Donés abandonará la música el próximo 1 de enero de 2019. Ha sido él mismo quien ha querido dar una de las noticias más importantes de su vida y que ha dejado a los fans de Jarabe de Palo con cara de póquer. Es fácil pensar que su retirada indefinida está reñida con el cáncer que padece, pero nada más lejos de la realidad. El catalán responde a su amor de padre para estar al lado de su hija Sara, de 14 años. Pau siente que su labor como cantante le ha privado de su juventud y no quiere que le suceda lo mismo con su adolescencia.

Dejar atrás al grupo que le ha aupado a la fama nacional e internacional ha sido una decisión únicamente apta para alguien valiente. Pero Pau Donés lo es. Su vida se escribe en género dramático y se escucha a ritmo de ese rock que tanto fluye por sus venas.

Pau Donés
Pau Donés. un guerro contra el cáncer / Gtres

Su carácter y serenidad a la hora de afrontar las desgracias vienen marcados por el suicidio de su madre, Nuria Cirera, cuando tan solo tenía 16 años. El último regalo de su progenitora antes de morir fue una guitarra eléctrica, un obsequio premonitorio de la devoción que Donés siente por la música. Pero no todo fue coser y cantar porque antes de hacerse de oro con ‘La Flaca’, el artista tuvo que probar suerte en otras profesiones: botones, camarero, promotor, modelo o ejecutivo de una agencia de publicidad.

“A mí me gustaba vivir, pero a mi madre no y por eso decidió quitarse la vida”

El propio músico hablaba hace un año, en una entrevista con ‘El Mundo’, de cómo el fallecimiento de su madre ha influido en él: “Es un aprendizaje de vida brutal. En mi caso fue una enseñanza estupenda porque me convertí en un Juan sin miedo y en un tío muy vitalista. Porque a mí me gustaba vivir, cosa que a mi madre no. Como a ella no, decidió que se iba (…) El primer momento es terrible y muy trágico. Pero con el tiempo, si yo soy quien soy y he llegado adonde he llegado, es gracias a ella. Y una parte importante de ese aprendizaje es ese momento”, confesaba.

Seguramente, Pau Donés no ha sido el hijo que toda madre querría: ha leído unos 10 libros durante toda su vida, perdió la virginidad con 16 años en un coche, su mejor experiencia sexual ha sido un trío con un gran amigo y le han echado de siete colegios. Pero lo cierto es que gracias al ‘Jarabe de Palo’ ha logrado hacerse un hueco en la escena musical mundial.

La batalla contra el cáncer

El otro gran episodio que ha marcado la vida de este catalán criado en los campos de Huesca fue la lucha contra el cáncer de colon que le diagnosticaron en 2010. Los médicos le dieron un plazo de vida variable pero no demasiado halagüeño y el líder de la banda musical canceló la gira de conciertos hispanoamericana que tenía prevista. Sin embargo, Donés pudo anunciar orgulloso un año después que el cáncer había desaparecido de su cuerpo. Desafortunadamente, los índices tumorales volvieron a hacer acto de presencia en febrero de 2017. Viejos fantasmas del pasado se cruzaban otra vez en su camino.

Ahora, ha decidido que el momento de decir ‘basta’ ha llegado. Sus planes más inmediatos pasan por irse al extranjero junto a su hija y desconectar de la música y de todo lo que tenga algo que ver. ¿El amor? Aparcado y sin vistas de tener protagonismo de aquí a corto plazo. Cuando se separó de su exmujer algunos le dijeron que envejecería solo, pero el autor de ‘Depende’ es de los que piensa que se está mejor así que mal acompañado. Es una de las premisas de la filosofía Pau Donés, cuyo primer mandamiento obliga a vivir el presente con intensidad. Ya lo dice el comienzo de su libro personal: “A la vida no hay que ponerle huevos, hay que ponerle ganas…”

 

Temas

Últimas noticias