Tan dulce como ingenua

Aitana: “Ahorro mucho, para mí y para Hacienda”

Aitana Ocaña
Aitana Ocaña, durante un acto reciente / Gtres

Aitana Ocaña es una de las voces del momento

Su nueva canción, 'Telefono' habla de una dolorosa ruptura

Su relación con Luis Cepeda va viento en popa

Es tan natural que no le duelen prendas en reconocer que se ha sentido utilizada por la industria de los medios: “Igual sí, soy muy ingenua”, reconoce en una charla con ‘El País’.He ahí el quid de la cuestión. Aitana Ocaña triunfa gracias a su música, pero más allá de eso, ha conseguido crearse un personaje, con una legión de seguidores detrás, sin traicionarse a sí misma y eso ya es mucho. A sus 19 años está empezando a experimentar las mieles del éxito para lo bueno y para ‘lo malo’, como dice su canción junto a Ana Guerra y esa dulzura e inocencia tan juvenil se presuponen como obvias en su caso.

Los productores son conscientes del tremendo talento que tiene entre manos y no dudan en frotárselas. No todos los días se graba un disco en Los Ángeles con los mismos que dieron forma a ‘Despacito’, el hit de Luis Fonsi, con quien -por cierto- ya ha colaborado en directo Aitana.

Su paso por Operación Triunfo le ha cambiado la vida y ella es consciente: “Tienes que sacrificar cosas: privacidad, familia, no tener un hogar y vivir en hoteles, que todo lo que hagas o digas, aunque tengas 19 años, te lo echen en cara… A veces me da por pensar qué hubiera pasado si me hubiese presentado más tarde. Más madura y pudiendo haber vivido yo un poco más la vida a lo loco… Aunque igual no me hubieran cogido; esto es suerte y estar en el momento preciso en el sitio adecuado”, dice en la misma entrevista.

Una de las redes en las que suelen acabar tropezando los famosos lleva el nombre de la Agencia Tributaria, pero menos mal que su padre es contable y le instruye en eso de guardar dinero: “Ahora estoy ahorrando para irme a vivir a Madrid. Y luego está lo de Hacienda, yo era una ignorante de la vida. Me vino mi padre y me dijo, ‘de lo que cobras, tal y tal va a Hacienda’. Y yo: ‘¡Pero qué ha pasado!’, ‘Hosti, yo no sabía esto’. Así que ahorro mucho, para mí y para Hacienda”, reconoce con su naturalidad habitual.

Aitana
Aitana, con gesto de sorpresa / Gtres

Otro punto que genera mucho interés en la figura de Aitana es su relación sentimental con Cepeda. Un amor cocido a fuego lento y con mucha perseverancia, que se lo digan al gallego. Su beso público enamoró a los fans y calmó la sed de verlos juntos: Se frenó bastante cuando nos dimos un beso en el concierto del Bernabéu, era mejor hacerlo así y no que nos pillara una revista por la calle”, concluye.

Últimas noticias