Una más

Katie Holmes, una pasajera más en el metro de Nueva York

Katie Holmes
Katie Holmes, una más en el metro de Nueva York / Gtres

Los famosos pueden estar mucho más cerca de lo que podemos pensar, ya sea disfrutando de una comida en un restaurante cualquiera o en el mismo vagón de metro que coges cada día. Eso es lo que les pasó hace unos días en el metro de Nueva York que, entre los miles de pasajeros que cogen sus trenes cada día, había uno muy famoso: Katie Holmes. La que fuera mujer de Tom Cruise se dejó ver el pasado jueves en uno de los vagones, como un pasajero más para llegar hasta Uptown desde Manhattan.

Moverse por la ciudad de los rascacielos no es tarea fácil, ni siquiera para una mujer como la actriz que cuenta con un suculento patrimonio valorado en 25 millones de dólares y el transporte público, además de muy económico, es muy buena opción.

Katie Holmes
La actriz consiguió pasar totalmente desaparecida / Gtres

Muy lejos estaba el lujoso vestido de Dior que lució durante su última aparición en París y es que, para pasar lo más desapercibida posible, apostó por una blusa de color crema, pantalón vaquero y sandalias planas. Como único complemento unas gafas de sol para pasar lo más desapercibida posible y que no se quitó en ningún momento del trayecto, y eso que fue leyendo buena parte de él.

Katie Holmes
Vestida de manera informal, Holmes pasó el trayecto enfrascada en un libro / Gtres

Apoyada en la pared del vagón Katie pasó el resto del viaje mirando su móvil, escapando de las miradas de sus compañeros de recorrido, que parecían no haberse percatado de que la mujer que estaba tan enfrascada en la lectura era la protagonista de Dawson’s Creek.

Temas

Últimas noticias