Mala costumbre

La infracción de tráfico que podría hacer que Isco reciba una multa

Isco
Isco en una imagen de archivo / Gtres

Si hace unos días veíamos a Kiko Rivera conducir con unos voluminosos auriculares rojos arriesgándose a ser multado con 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet de conducir, ahora ha sido Isco, el jugador del Real Madrid, el que ha protagonizado una infracción de tráfico que le podría acarrear alguna que otra consecuencia.

En su caso, la culpable de delatar la infracción ha sido la propia novia del futbolista, Sara Sálamo, que en su intento de mostrar a sus seguidores de Instagram que Isco está “todo el día enganchadito” al móvil terminó enseñando más de la cuenta. Y es que, al hacer zoom, la actriz canaria reveló a otro de los pasajeros del vehículo: uno de los perritos de la pareja que, en vez de ir correctamente asegurado, descansaba entre las piernas del malagueño.

Isco, Sara Sálamo
Entre las piernas de Isco iba uno de sus perros, algo prohibido / Instagram

De haber sido parado por la policía, el conductor del vehículo habría sido sancionado con una multa. La DGT pena a todos aquellos que viajen de manera indebida con animales con cuantías que oscilan los 100 euros si el animal en cuestión va suelto en el coche y hasta los 200 euros si el animal está situado en el habitáculo del conductor, como sucede en este caso.

Así lo recoge el Artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación: “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”.

Más allá de las consecuencias económicas, el verdadero riesgo de viajar con un animal de forma incorrecta es que expone a los pasajeros a grandes daños si se ven envueltos en un accidente de tráfico y es que, si tuviera lugar una colisión a 50 km/h, el peso del animal se multiplica por 35. De hecho, la DGT explica en su página web que “la mejor forma de llevar mascotas, si estas son pequeñas, es en su transportín en el suelo del vehículo. Si la mascota es grande, lo mejor es colocar el transportín en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha”.

¿Seguirán las indicaciones para futuros viajes?

Últimas noticias