Vivienda

Así es la villa de Florentino Pérez que los Schumacher han comprado

Así es la villa de Florentino Pérez que los Schumacher han comprado
La nueva residencia de los Schumacher en Mallorca / Gtres.

La Villa ‘Yasmín’ ya es propiedad de la familia Schumacher. Corinna Schumacher, esposa del piloto de Fórmula 1, quiere la impresionante mansión como segunda residencia. Disponer de un espacio privado para pasar las vacaciones veraniegas junto a sus hijos son los motivos que aporta el periódico alemán Bild acerca de la compra. En las fotos, tomadas hoy mismo, se puede apreciar el nivel de lujo y, sobre todo, de privacidad que ofrece la lujosa villa y sus 15.000 metros de finca. Motivos fundamentales que han llevado a Corinna a tomar la decisión de pagar 30 millones de euros por la casa, que fue propiedad de Florentino Pérez.

Adquirir esta propiedad no significa que vayan a abandonar su residencia, un chalet en la localidad suiza de Gland, perfectamente equipado para atender al piloto alemán que sufrió un grave accidente de esquí en diciembre de 2013. Desde entonces, pocos son los datos que se conocen sobre la situación actual del Schumacher. Según cuenta el medio alemán, la noticia ha causado sorpresa, ya que los rumores situaban la economía familiar de los Schumacher en un mal momento tras los elevados costes que suponen los cuidados de Michael Schumacher.

Villa ‘Yasmín’ fue propiedad de Florentino Pérez desde el 2005 hasta el 2017. El motivo principal para la venta de la villa es el poco uso que el presidente del Real Madrid le daba a la vivienda una vez fallecida su mujer en 2012.

Schumacher
Detalle de la nueva villa de los Schumacher / Gtres.

Absoluta discreción sobre la salud Schumacher

Ni una imagen, ni una declaración, ni un gesto… Nada. Absoluta privacidad y discreción la que impera en la familia Schumacher tras el accidente que llevó a Michael Schumacher al retiro público. Lo poco que se conoce, siempre dentro de supuestos, es que un equipo de especialistas cuidan diariamente al piloto alemán. El traumatismo craneoencefálico, producido por una caída mientras esquiaba con su hijo el 29 de diciembre de 2013, llevó al piloto a un estado de coma que duraría hasta la primavera de 2014. Su agente, Sabine Kehm, se convirtió en la portavoz de la familia. Schumacher abandonó el hospital  en septiembre de ese mismo año.

Kehm concedió una entrevista  en mayo del 2015 relatando que Michael “evolucionaba lentamente”. Las buenas noticias parecían llegar  un año después, cuando medios alemanes publicaron que Schumacher daba pequeños paseos. Fue el abogado de la familia, Felix Damm, el encargado de desmentir la noticia: “Michael no puede andar”. Desde entonces, la información que caía con cuentagotas desde la familia del piloto alemán se cerró completamente.

Jean Todt, jefe de Michael Schumacher durante su época en Ferrari e íntimo amigo del piloto alemán, fue el último en hacer referencia a su estado de salud. Sucedió a finales de 2017 aprovechando la inauguración del Salón de la Fama de la FIA en París. “Michael sigue luchando”, fue su único comentario al respecto.

Últimas noticias