PRIMER POSADO CON SU HIJO

María Zurita: “Este niño tenía que vivir”

María Zurita / Gtres
María Zurita / Gtres

No ha cumplido aún los tres meses de vida y ya ha protagonizado su primera portada. Por fin hemos podido ver el rostro del pequeño Carlos, el primogénito de María Zurita, el ‘bebé milagro’ que ha vuelto del revés la vida de la hija de la infanta doña Margarita. Ha sido gracias a la revista ¡Hola!, donde María ha relatado los pormenores de los primeros días de su hijo en casa tras pasar casi dos meses de angustia en los que tuvo que permanecer ingresado, debatiéndose entre la vida y la muerte.

Un bebé milagro que ha conquistado los corazones de toda la familia, especialmente de Zeta, la perra teckel que acompaña desde hace varios años a María y que fue quien la despertó la noche del parto. Sin no hubiera sido por ella, probablemente el milagro no se habría producido.

María Zurita
María Zurita en una imagen de archivo / Gtres

Desde la llegada de Carlos, la vida de la sobrina de don Juan Carlos ha dado un giro de 180 grados. Un cambio radical que la ha convertido en la mujer más feliz del mundo. En un extenso reportaje, María desgrana las claves de su nueva vida y desvela cómo ha sido el proceso de adaptación a esta revolución.

Apoyo familiar

Pese a las recientes publicaciones, María siempre ha contado con el apoyo de su familia en esta maravillosa aventura que le ha supuesto convertirse en madre. Antes de tomar la decisión, habló con sus padres y también con los Reyes y con los Eméritos.

María Zurita
María Zurita en una imagen de archivo / Gtres

Aunque ser madre soltera no es fácil, no echa de menos tener una pareja. “Estoy tan arropada por amigos y familia que no me ha hecho falta nada más”. Sobre el futuro de Carlitos, María tiene claro que, llegado el momento, le explicará con toda naturalidad cómo ha sido el proceso de su nacimiento. La prima de don Felipe tiene claro que por ahora no se plantea tener más hijos.

Un niño valiente y muy bueno

Desde el primer momento, la prima del Rey destaca que el pequeño Carlos es un niño muy valiente y bueno. “Carlitos es un santo, se está portando fenomenal”. Tras más de dos meses de angustia, María se siente muy agradecida por tener por fin a su pequeño en brazos, a quien considera un auténtico luchador.” Estoy todavía que no me lo creo del todo. Este niño tenía que vivir. Es un milagro que, con todo lo que podía salir mal, todo fuera bien”. Esta experiencia le ha dado a la hija de doña Margarita una nueva perspectiva sobre lo que es el amor. “Es un tipo de amor que yo nunca había vivido y es absolutamente maravilloso, incondicional y para siempre”.

 

Últimas noticias