A cal y canto

Blindan un pueblo para que Pedro Sánchez pueda ir de boda

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en un fotomontaje de LOOK

Desde que se alzó como presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha usado las redes sociales para mostrar cómo está viviendo su nueva etapa profesional, sin duda una de las más emocionantes de su vida. A pesar de los privilegios de dirigir España, como viajar en helicóptero privado,  el socialista ha visto en los últimos días cómo su vida ha cambiado hasta el punto de que su sola presencia en una boda es capaz de disturbar la paz de un pueblo entero.

Esto es lo que ha sucedido el pasado fin de semana en la localidad riojana de Aldeanueva de Cameros, un pequeño pueblo de apenas 20 habitantes elegido por el cuñado del presidente para su gran día. Según el diario ‘La Rioja’, aunque la presencia de Sánchez estaba en duda debido a su apretada agenda, al final hizo acto de presencia tras llegar la tarde anterior de París, donde tuvo una reunión con la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo.

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez no se quiso perder la boda de su cuñado / Gtres

Confirmado que asistiría, comenzó una curiosa operación que llamó mucho la atención de los vecinos de la villa y de poblaciones cercanas y es que se procedió a blindar a cal y canto Aldeanueva para que nadie más allá de los 80 invitados al “sí, quiero” o los vecinos pudieran recorrer sus calles.

Esta medida , como era de esperar, no ha pasado desapercibida en las redes sociales y es que Aldeanueva es uno de los pueblos con más encanto de La Rioja. Su cercanía al parque natural de la Sierra de Cebollera y el paraje que lo rodea hacen de él un pequeño paraíso que, al menos durante el pasado fin de semana, estuvo restringido para unos pocos afortunados.

Últimas noticias