Juicio

Pepe Navarro vuelve al juzgado para enfrentarse a su ex, Lorena Aznar

Pepe Navarro
Pepe Navarro a su llegada a los juzgados / Gtres

Dos meses después de ganar la primera batalla judicial a su ex, Lorena Aznar, y conseguir la autorización del juez para vender su ático de Madrid, Pepe Navarro ha vuelto a los juzgados para enfrentarse, una vez más, la madre de sus hijos pequeños.

A las 10 de la mañana de este lunes 25 de junio empezaba el juicio para resolver el proceso de divorcio de la expareja. Una cita que ha tenido lugar en los Juzgados de Plaza de Castilla y a la que hemos visto llegar al presentador solo, con el gesto serio y vestido de manera informal con vaqueros, camiseta blanca, americana azul y zapatillas de deporte y sin dejar de hablar por el móvil en ningún momento. Por su parte, Lorena llegaba momentos antes y conseguía pasar desapercibida.

Pepe Navarro
Pepe Navarro ha apostado por un look informal / Gtres

Más de dos horas después, minutos después de las 12:30 del mediodía, veíamos salir a Pepe Navarro de los Juzgados, una vez más solo, sin contestar a ninguna pregunta y asegurando que “todo esta bien”. Una de las cosas que más han sorprendido a los allí reunidos ha sido su semblante, bastante serio.

Un gesto diferente al de Lorena, que salía media hora después, también sin hacer declaraciones, pero con el rostro un poco taciturno.

Pepe Navarro
Pepe Navarro a la salida del juicio / Gtres

Según ha explicado Antonio Rossi en ‘El Programa de Ana Rosa’, aunque ya hay un comprador para el piso, Lorena ha dilatado su estancia en el mismo a expensas de que el juez resolviera el pago del colegio de sus hijos y su pensión alimenticia.

Lorena Aznar
Lorena Aznar a su salida del juicio / Telecinco

El pasado mes de abril el que fuera presentador de ‘Esta noche cruzamos el Mississippi’ ganó la primera batalla contra Aznar tras obtener la aprobación del juez para vender el ático de su propiedad en el que, hasta su separación, vivía con Lorena y sus dos hijos en común. Si bien la profesora pidió a la justicia la paralización de su venta ya que se trataba del hogar familiar, finalmente el magistrado estimó que se podía vender y que la expareja tenía que llegar un acuerdo para fijar una residencia para ella y sus dos hijos.

Si bien el juez dio un plazo de dos meses para que Lorena y los niños abandonasen el domicilio, fecha que cumplió hace unos días, se desconoce si ya residen en su nuevo hogar. De los requisitos de esta vivienda se conoce poco, tan solo que la oferta de Pepe Navarro es costear un alquiler que no supere los 1.400 euros al mes.

 

Temas

Últimas noticias