¿Mofa o guiño?

Los familiares de Meghan Markle celebran la boda con coronas del Burger King

Meghan MArkle
Meghan, asombrada durante el día de su boda / Gtres

48 horas después de la celebración de la boda del año, la que ha unido al príncipe Harry y a Meghan Markle, siguen coleando algunos detalles del día. Algunos lejos de Londres, lugar donde tuvo lugar la ceremonia. A casi 7.000 kilómetros de distancia, en Florida, la familia no invitada de la exactriz celebraban a su manera el matrimonio.

La tía de Meghan, Theresa Markle, de 67 años, y su primo Nick, de 38, fueron a desayunar a Burger King en Sanford y a su salida se dejaron ver con la emblemática corona de la cadena de hamburguesas puesta en la cabeza. ¿Un guiño o quizás una manera de mofarse de un evento que ha colapsado el mundo?

Sea como fuere, la familia de Meghan Markle ha sido protagonista involuntaria de su boda. Su padre Thomas no pudo acudir a Londres por haber sido sometido a una operación de corazón, pero se mostró “orgulloso y agradecido” al príncipe Carlos por haber llevado a su hija al altar.  No se dejó ver el pasado 19 de mayo. La hermana de la flamante duquesa de Sussex, Samantha Markle, lo vio en su casa con un equipo de televisión y ejerciendo de comentarista. Mientras tanto, su otro hermano, Tom, fue el ‘fichaje’ de un periódico sensacionalista para comentar el enlace nupcial.

 

Últimas noticias