se ha convertido en invitado de platino

El particular reto de David Bisbal a Pablo Motos

El particular reto de David Bisbal a Pablo Motos
David Bisbal durante su visita al Hormiguero / Gtres

No era una noche cualquiera. Este martes pisaba el plató de El Hormiguero un invitado platino y todo estaba preparado para que fuese un programa especial. Hasta en más de 10 ocasiones David Bisbal ha visitado el access del prime time de Antena 3 y el presentador, Pablo Motos, ha querido premiar tanta fidelidad.

Tras una entrada triunfal en coche descapotable, el conductor de El Hormiguero hacía entrega a David de la tarjeta que acredita que desde este martes era un invitado platino. “Puedes pedirme lo que quieras”, apuntaba Motos a sabiendas del riesgo de sus palabras. El almeriense, haciendo un guiño a su tierra, ha sacado entonces unos pimientos. Alimento que precisamente odia el presentador. “Tienes que darle un mordisco. Está dulce”, le ha pedido el artista. No había margen para la negativa y Pablo lo sabía. Finalmente ha cumplido, aunque no sin hacerlo a regañadientes.

A pesar de todo, el reto impuesto por David no iba a ser, ni de lejos, el momento más amargo del programa. Al menos para Motos. El espacio de Antena 3 le tenía reservado otro juego para poner a prueba su paladar. En este caso, tenía que beber varios chupitos de agua con limón y sal. Sudores fríos ha sufrido el presentador.

La anécdota ha llegado precisamente con los curiosos chupitos. “Pero yo no bebo”, se ha apresurado a gritar el almeriense cuando ha visto los vasos. Hay que recordar que el sacrificado ritmo de trabajo de Bisbal le obliga a estar al 100% prácticamente a diario. No caben excepciones y para cuidar su garganta y su voz, desde que salió de la academia en 2002, no ha probado el alcohol. Toda una lección en horario de máxima audiencia.

 

Últimas noticias