Nueva embajadora de una firma de lencería

La nueva era ha comenzado: el primer proyecto de Paula Echevarría d.D (después de David)

paula echevarría
Paula Echevarría en una imagen de archivo / Gtres

“Estoy respondiendo a los contratos que firmé con anterioridad, como este, que lo tenía cerrado desde septiembre. No he querido firmar nada más porque ahora no quiero sobreexponerme”, decía Paula Echevarría hace menos de un año, concretamente el 25 de mayo del año pasado, cuando presentaba un nuevo smartphone de Samsung, firma de la que es embajadora. Ahora todo ha cambiado.

Por aquel entonces en su casa ‘pasaban cosas’ y ella ni quería hacerlas públicas ni quería que se dijera que ‘comercializaba’ con ellas, por lo que su decisión fue clara: no aceptar más contratos.  La obsesión de Paula por preservar intacta su valorada imagen comercial chocaba de frente con las más que probables acusaciones de sacar rentabilidad de su divorcio. Ese fue el motivo por el que la actriz tomó tan salomónica decisión: si no ingresaba ni un euro más por publicidad que los que estaban estrictamente pactados antes de conocerse que su matrimonio hacía aguas, nadie podría señalarla. Cierto es que su posición económica y sus sólidas alianzas con diferentes marcas la amparaban para poder permitirse decir no.

Su decisión pudo parecer arriesgada, pero fue muy intelegente. Dejó escapar ‘el pájaro en mano’ con la esperanza (y la intuición) de que acabaría atrapando a los ‘ciento volando’. Si a esto se añade el amargo trago que pasaba cada vez que tenía que enfrentarse, también por contrato, a las preguntas personales de los medios en cada una de las convocatorias publicitarias, su estrategia se comprende aún mejor. Y es que ni los periodistas ni a ella han olvidado la fatídica presentación de su perfume ‘Sensuelle’ en abril de 2017, cuando Paula Echevarría se vio desbordada y tuvo que abandonar el photocall al no poder reprimir las lágrimas.

Paula Echevarría
Paula Echevarría intentó aguantar el tipo en la presentación de su perfume / GTRES

Ahora, todo aquello forma parte del pasado. Paula Echevarría ha inaugurado etapa, ha pasado página y atrás ha quedado un año marcado por su mediático divorcio de David Bustamante. La asturiana es completamente libre, tiene nueva pareja y ha comenzado a aceptar jugosos proyectos publicitarios. El primero de ellos se presentará el próximo 10 de abril, día en el que la firma de lencería ‘Etam’ presentará a la actriz como nueva embajadora de la colección primavera – verano 2018.

Paula Echevarría se pondrá de nuevo ante la prensa y desplegará sus encantos. Será la primera vez que atienda a los medios tras oficializarse el divorcio -preguntas personales incluidas- y su primer posado con fines publicitarios en la recién inaugurada era después de David. Cierto es que no será su primer encuentro con los medios, ya que el pasado 3 de abril tuvo lugar la presentación de ‘Los Nuestros 2’, una miniserie en la que tiene un papel protagonista (jamás dijo que rechazaría trabajos como actriz). Aquel día sí vetó las preguntas personales y dejó a los reporteros con la miel en los labios. ¿Qué sorpresa nos deparará su próxima aparición en esta nueva etapa que ha comenzado?

Últimas noticias