Querella del banco de Luxemburgo

La juez se pronuncia sobre la petición de cárcel para Arantxa Sánchez Vicario

Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana
Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana en una imagen de archivo / Gtres

Buenas noticias para Arantxa Sánchez Vicario y Josep Santacana. En medio de un bronco y complejo proceso de divorcio, la futura expareja ha recibido un balón de oxígeno en la querella que el Banco de Luxemburgo mantiene contra ellos. Y es que la titular del Juzgado de instrucción número 4 de Barcelona ha descartado enviar a prisión a la tenista y su todavía marido por el impago de una deuda de 7’5 millones de euros con la entidad bancaria.

Según fuentes jurídicas, la juez ha desestimado la petición de cárcel del Banco de Luxemburgo al entender que no hay riesgo de que ninguno de ellos eluda la acción de la justicia, pese a que residen en el extranjero, además de que el proceso judicial está todavía en curso.

Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario
Josep Santacana y Arantxa Sánchez Vicario en una imagen de 2014 / Gtres

La petición de la entidad financiera se enmarca en la querella que presentó en 2016 contra Sánchez Vicario y Santacana, que el pasado mes de noviembre declararon en calidad de investigados por la acusación de alzamiento de bienes y fraude. El Banco de Luxemburgo se querelló contra ellos después de intentar sin éxito, desde el año 2010, cobrar las cantidades con que avaló a la tenista para pagar una multa de 5,2 millones euros por fraude a Hacienda.

La extrema medida solicitada por el citado banco llegó en uno de los peores momentos personales de la pareja, cuando no solo están enfrentados por los términos en los que se dirimirá el divorcio, sino por también por la gestión de los activos y la fortuna de la tenista durante los años que estuvieron casados.

Últimas noticias