El jinete se confiesa

La sorprendente revelación de Cayetano sobre el caso Urdangarin: “Vinieron unos empresarios a pedirme que salvase la imagen de la monarquía”

Cayetano Martínez de Irujo
Cayetano Martínez de Irujo y el caso Urdangarín/Gtres

Se cierne una nueva polémica sobre el caso Urdangarin. Sin que nadie lo esperase, Cayetano Martínez de Irujo ha desvelado una vivencia que bien podría estar sacada de un thriller. El jinete ha descubierto una parte, hasta ahora desconocida, de cómo se vivió en algunos sectores la pérdida de popularidad de la última etapa del rey Juan Carlos I. “Siete meses antes a la abdicación vinieron a verme un grupo de empresarios para ver si se podía solucionar el caso de Urdangarin, pero la solución la tiene que dar la justicia, no nosotros”, cuenta el aristócrata en una entrevista que ha concedido a la revista Influencers. Tras esta revelación, la publicación ha insistido a Cayetano que aportara más detalles sobre lo ocurrido, a lo que el hijo de la duquesa de Alba no ha dudado en contestar: “Vino un empresario en nombre de algunos para ver qué opinaba yo y si se podía salvar la imagen de la monarquía, que estaban dispuestos a poner el dinero y arreglar la situación de Urdangarín“.

Sus palabras tienen más connotaciones de las que el noble quiere explicar. Zanja el asunto de Urdangarin insistiendo en que era la justicia la que tenía que actuar al respecto: “Estamos en el siglo XXI, si alguien lo ha hecho mal, tendrá que pagarlo como lo pagamos todos”.

Cayetano reclama atención por parte del Rey

En la extensa entrevista concedida a la citada revista, Cayetano Martínez de Irujo aprovecha para dar su crítico punto de vista sobre el papel de la monarquía y la relación que en la actualidad esta guarda con la aristocracia. “El primer error lo ha cometido la monarquía, que no ha situado a la nobleza donde le corresponde. La aristocracia ha perdido la relevancia por el complejo social enorme y general que existe en este país, que nos lleva a ser el único país del mundo con una prensa descalificativa, voraz, insultante, mentirosa…y que tristemente funciona”, dice el deportista, que añade: “Yo no he escogido nacer aquí, he pasado toda mi vida queriendo ser normal, queriendo ser yo. Y lo he conseguido. Todo lo positivo que me ha dado nacer aquí es un valor añadido y todo lo negativo, gracias a Dios, lo he superado, pero con mucho dolor, mucho trabajo y mucho esfuerzo”.

El discurso de Cayetano se centra en convencer al lector de que su vida no es el camino de rosas que muchos se han creído. Confiesa que ha trabajado mucho para convertirse en la persona que es hoy y que los títulos no le han dado esa estabilidad económica que cabría esperar. “Nosotros no somos familia real, pero nos han educado casi como ellos”, cuenta Martínez de Irujo, que confiesa que, pese a su ritmo de vida ,aparentemente opulento, no es oro todo lo que reluce: “Luego te dicen: “Búscate la vida y no hay dinero, porque los cuatro palacios y las siete casas se lo han comido todo, lo siento mucho”.

Cayetano Martínez de Irujo
Cayetano Martínez de Irujo por las calles de Sevilla/Gtres

Como consecuencia, el duque de Arjona tiene un día a día que poco se aleja del del común de los mortales. Según explica, se levanta entre las 7:30 y las 8:00 para estar a las 9:00 en la oficina y, una vez allí prosigue, con su rutina diaria. “Intento terminar a las 12:30 o 13:00 para poder ir al gimnasio o a montar a caballo porque aprovecho antes de comer. Por la tarde, martes y jueves voy a recoger a mis hijos y paso tiempo con ellos o los dejo con sus actividades. Yo entre medias tengo alguna reunión y los dejo en su casa a las 20:30 o 21:00”, explica el aristócrata.

[Cayetano Martínez de Irujo: “Al morir mi madre me quedé sin ingresos”]

Desde que falleció su madre, Cayetano Martínez de Irujo se reparte entre el cuidado de sus hijos, la distribución de los productos Casa de Alba, la equitación y su puesto como consejero de la marca de ropa Piel de Toro. Unas labores que, de vez en cuando, también le dejan tiempo para conceder entrevistas como la de Influencers, donde el jinete no ha podido -ni ha querido- dejarse nada en el tintero.

Últimas noticias