Confusión en la alfombra roja

¿Qué ha pasado con los abanicos rojos de los Goya?

Penélope Cruz premios goya 2018
Penélope Cruz luce uno de los reivindicativos abanicos rojos feministas / Gtres

En la ceremonia de los Globos de Oro casi todas las invitadas respetaron el dress code fijado para esa noche: total black. Era su manera de denunciar los abusos sexuales en la industria del cine que desde que se destapó el caso Wenstein parecen haberse convertido en una epidemia para la que no se ha encontrado aún la cura. Dentro de nuestras fronteras, fue el esmoquin femenino negro de Ernesto Artillo -sobre el que se dibuja una figura de mujer- el que se convirtió en el elemento reivindicativo de la noche y este sábado, los premios Goya, prometía convertirse en la ceremonia por excelencia para denunciar esa lacra social que es el abuso sexual en el cine. Sin embargo, se quedó solo en eso, en una promesa.

[VER GALERÍA DE TODOS LOS LOOKS DE LA ALFOMBRA ROJA]

Isabel Coixet premios goya
Isabel Coixet luce uno de los reivindicativos abanicos rojos feministas en los premios Goya 2018 / Gtres

A pesar de que se aseguró que para esta gala las actrices lucirían un abanico rojo como elemento de denuncia, en la alfombra roja apenas ha aparecido este complemento que lo han lucido solo cuatro o cinco mujeres. ¿Qué ha pasado? Hasta el momento no se ha dado una explicación oficial al respecto, pero las propias actrices y el personal que ha coordinado la alfombra roja ha asegurado que simplemente no se han repartido. Por ejemplo, la actriz Leticia Dolera, una de más activas en la denuncia de los abusos, se ha mostrado muy sorprendida de que no le hubiesen dado el abanico para posar frente a los fotógrafos. “Eso me gustaría saber a mí: dónde están los abanicos. Nos dijeron que nos los darían antes de posar, pero no ha sido así”, ha declarado a las cámaras de El País.

Al parecer ha podido ser la falta de unidad por parte de todas las actrices a lucir el abanico y una negativa por parte de la organización de los Goya lo que ha terminado tumbando la iniciativa. No todas las invitadas estaban de acuerdo y, para evitar roces, desde la organización se ha decidido a última hora que no se repartan en el inicio del photocall y que quien quiera lo utilice dentro de la ceremonia.  Eso sí, la visibilidad no será la misma.

Temas

Últimas noticias