se descubre la parte más personal del diputado del ERC

El lado más íntimo y desconocido de Toni Comín, el hombre que se ha ‘cargado’ el procés con sus mensajes

Toni Comín
Toni Comín en un fotomontaje de LOOK

El móvil personal de Toni Comín, confidente de Puigdemont, ha aparecido en telediarios de medio mundo. Aunque el diputado del ERC no era consciente de que el desahogo del expresidente de la Generalidad de Cataluña vería la luz, su intercambio de mensajes fue filtrado este miércoles en ‘El programa de Ana Rosa’. “Moncloa ha triunfado. Los nuestros nos han sacrificado”, decía Puigdemont. Estas palabras han convertido a Toni en el protagonista del procés catalán, pues su mensaje revela el que muchos consideran el fin del desafío independentista. Pese a que nadie conoce si este descuido fue o no intencionado, este político tiene un lado íntimo, que para muchos todavía es desconocido.

[El corte de pelo de Puigdemont: ¿Una estrategia de cara al juicio?]

Este catalán (47) es el menor de cuatro hermanos, hijos del célebre pensador y político de izquierdas Alfonso Comín. Una auténtica eminencia que dejó antes de su fallecimiento en 1980 un reguero de producciones literarias hasta tal punto que se creó una fundación con su nombre. La organización “Fundació Alfons Comín” está presidida por una de las hermanas de Toni llamada María, quien prefiere mantenerse al margen sobre el lado familiar del político. “Ningún miembro de su familia vamos a hacer declaraciones. No nos queremos meter en esto, de verdad”, asegura a LOOK.

[El disfraz de Puigdemont da tanto miedo que es lógico que arrase este Halloween]

Un hermetismo del que también hace gala su pareja, Sergi Corbera (38). “No voy a decir nada sobre él”, comenta el ingeniero geólogo y también escenógrafo a este digital. Fue en el año 2006 cuando Comín hizo pública su relación con Corbera y años después, en 2012, hizo lo propio con la adopción de su hija Laia. Su pequeña fue adoptada por ambos con tan solo 15 días tras cuatro años de intensa lucha. “Cuando nos la dieron fue muy bonito. Las enfermeras dijeron que la niña era una fuera de serie y tenían toda la razón. Lo dice todo el mundo”, dijo entonces a ‘El singular’.

Toni Comín
Toni Comín junto a otros compañeros durante el debate electoral de los canditados a las elecciones del 27S de Cataluña, en Barcelona. /Gtres

Toni nunca ha tenido reparo para ‘desnudarse’ ante los medios de comunicación e incluso se ha llegado a lamentar de la falta de conciliación entre la familia y el trabajo: “Cada día la llevo al colegio y si llego a tiempo por la noche le leo un cuento. Yo lo dejaría todo y estaría las 24 horas del día con ella“. La naturalidad siempre ha formado parte de su día a día y así lo desveló él mismo para ‘La Vanguardia’ el pasado año: “Un día empezó a inventarse madres: las abuelas, mi hermana Betona, mis primas mayores y nos dijo ‘tengo cinco madres’”.

Él, su pareja y su hija residen de alquiler en uno de los barrios más elitistas de Barcelona, según ‘Vanitatis’: la Avenida República Argentina. Este quizás sea el lugar escogido para reflexionar sobre la polémica que desde este martes ha centrado todas las miradas en la vida de Toni Comín.

Últimas noticias