AL MAL TIEMPO BUENA CARA

Marcela Topor reaparece en la O80 de Barcelona en plena crisis del procés

Marcela Topor
Ver Galería
Marcela Topor, mujer de Carles Puigdemont, no se ha perdido el desfile de Miquel Suay / EFE

Mientras Carles Puigdemont atraviesa su peor momento desde que se iniciase el procés independentista, su esposa, Marcela Topor, le pone al mal tiempo buena cara y disfruta de una de sus principales aficiones ajena a todo lo ocurrido con su marido. Este miércoles la periodista ha sido una de las invitadas al front row de la pasarela 080 de Barcelona y allí, sentada al lado de la expresidenta del Paralamento catalán, Carme Forcadell, ha debatido sobre las nuevas propuestas del diseñador Miquel Suay.

Marcela Topor
La ‘primera dama’ del Independentismo Catalán en primera fila de un desfile de moda / EFE

Las dos mujeres se mostraban relajadas y encantadas con las nueva colección del modisto y no han evidenciado rastro alguno de debilidad ante lo que muchos consideran el fin del desafío independentista. Topor, que ha permanecido en un segundísimo plano durante los últimos meses, no ha dudo en sentarse en la primera fila de la 080 y lucir una amplia sonrisa pese a saber que su marido ha sido el protagonista de este miércoles al desvelarse unos mensajes cruzados con Comín en los que se muestra más abatido que nunca. “Me han hecho mucho daño”, llega a decir el expresident. “Esto se ha terminado. Los nuestros nos han sacrificado. (…) El plan de Moncloa triunfa”, añade.

Marcela Topor y Carles Puigdemont se casaron hace 18 años y desde entonces la rumana se ha convertido en uno de los principales apoyos del político en su lucha por hacer de Cataluña una nación independiente.

Últimas noticias