Hablamos con su hija

Julián Muñoz recurrirá la retirada de la pulsera telemática: ¿es la suya una decisión ‘ejemplarizante’?

Julián Muñoz
Julián Muñoz durante un permiso en 2016 / Gtres

Siete palabras marcaron el futuro judicial de Julián Muñoz hace un par de años. “No me dejen morir en la cárcel”, clamaba. En el banquillo su aspecto, demacrado y ojeroso, era el de un hombre enfermo que necesitaba de un pañuelo blanco para contener sus achaques. Sus súplicas y también los informes médicos aportados por la defensa del exedil de Marbella terminaron por convencer a la Audiencia Provincial de Málaga de que Julián debía salir de prisión para lograr una leve mejoría de su enfermedad terminal. “Razones humanitarias” esgrimía el informe que tumbó el recurso de la Fiscalía Anticorrupción. Gracias a él, Julián gozaba a principios de 2016 de un tercer grado que consistió en un breve paso por un centro de inserción social primero y una pulsera telemática después. Razones médicas justificaron el cambio. Las mismas que ahora le devuelven a ese CIS del que, según muchos, nunca debió salir.

Este lunes el exalcalde era citado en el CIS de Algeciras para retirarle esa pulsera telemática que tan cerca le hizo sentir de la libertad. Un vídeo ofrecido por El Español la semana pasada en el que Julián baila a altas horas de la madrugada unas sevillanas en un pub han levantado ampollas en la opinión pública y han despertado las dudas de instituciones penitenciarias que cuestiona más que nunca la gravedad de esa enfermedad cardiovascular que en su día le hizo abandonar la prisión de Alhaurín de la Torre. La retirada de la pulsera -que solo llevaba de lunes a jueves dicho sea de paso- supone para su abogado “un atropello jurídico” ya que, según ha declarado a la cadena Ser, nadie le comunicó la decisión. “ Julián Muñoz no ha incumplido ninguna de las medidas cautelares que tenía en vigor y, si se trata de una represalia por algo, no está ajustada al derecho”, dice la defensa del expolítico.

Julián Muñóz
Así se reencontró Julián Muñóz con sus hijas Elia y Eloisa Muñoz durante un permiso penitenciario en 2016 / Gtres

Precisamente por eso, por la disconformidad que Julián Muñoz siente con lo acontecido en las últimas horas, su abogado va a preparar un recurso, tal y como ha confirmado a LOOK la hija del exalcalde. “Se va a poner un recurso porque no se entiende por qué habiendo cumplido todo legalmente ha vuelto a prisión. No ha incumplido la ley”, ha declarado Elia a este digital. Además, ha querido aclarar cuál es el verdadero estado de salud de su padre, ya que son muchos los que estos días cuestionan la gravedad de su dolencia. “Ha mejorado bastante de salud. Ya quedó claro que tenía una enfermedad crónica de obstrucción arterial, pero fuera de prisión el tratamiento ha sido más efectivo”, sentencia.

En conversación con LOOK Elia asegura no haber visto el vídeo de la discordia. Ese que instituciones penitenciarias parece que sí que ha visto y que se ha convertido en su principal argumento para retirarle la pulsera telemática y justificar el posible internamiento de Julián en el CIS de Algeciras. La principal baza de la defensa de Muñoz estriba en que esta decisión puede que se haya tomado por una cuestión más ejemplarizante que ajustada al derecho y pretenden demostrar que, si no han incumplido ninguna medida, no hay razón alguna para obligarle a pernoctar en un centro penitenciario de régimen abierto. Fuentes consultadas por este digital, están de acuerdo en que el vídeo en cuestión “estético no es”, pero defienden la última actuación llevada a cabo por la justicia. “Ese baile choca frontalmente con ese estado terminal que proclamaba Julián y para el juez es posible que haya alguna irregularidad en la consecución de ese tercer grado que es conveniente investigar”, explica el abogado Fernando Osuna, que añade: “Perfectamente se le puede revocar el tercer grado. En justicia es lo que procede. Si se le concedió en virtud a unos requisitos que ahora no cumple, lo normal es que se revoque la decisión”.

Mientras se dirime si el de Julián es o no un “atropello jurídico” como asegura su abogado, ya que el vídeo se grabó cuando él no llevaba -ni tenía obligación de hacerlo- la pulsera telemática, el letrado ofrecerá este martes una rueda de prensa para explicar lo sucedido. Quieren aclarar que Julián Muñoz no incumplió la ley y que instituciones penitenciarias está actuando basándose en otras cuestiones que no son las estrictamente legales.

Últimas noticias