Visto para sentencia: Así ha sido el juicio más escabroso de Francis Franco

Un móvil olvidado: la coartada de Francis Franco para librarse de prisión

Francis Franco
Francis Franco justifica su defensa en el juicio con los dos guardias civiles/Gtres

Las cartas están sobre la mesa. El juicio entre Francis Franco y los dos guardias civiles, celebrado esta semana en el Juzgado de lo Penal de Teruel, está visto para sentencia. Laura Maniega, abogada de Francis, salía de la sala de vistas junto a su defendido admitiendo a los medios allí presentes que estaba bastante contenta con el transcurso del caso. Seis son los testigos que ha llevado la barcelonesa para absolver al nieto de Franco de los cargos por los que se le imputa: atentado a la autoridad, contra la seguridad vial y daño. Todas las personas que han declarado han apuntado hacia una misma dirección, que Francis se encontraba durante la mañana del día 30 de abril de 2012 -día en el que ocurrieron los hechos- en Madrid, y no en su finca zaragozana de Aranda del Moncayo como asegura la otra parte.

La acusación mantiene que los dos agentes que denuncian a Francis identificaron que el hombre que cometió el delito era el nieto del ‘Caudillo’, un argumento que respaldan con una exhaustiva descripción del aspecto físico de la persona que ocupaba el vehículo en ese momento. Las posturas encontradas de las dos partes hicieron que el juez de instrucción hiciera una petición a Telefónica para que les facilitase los datos recogidos por los repetidores de señal móvil. Con este documento se quería comprobar en qué lugar se encontraba el teléfono del hijo de Carmen Franco en el momento de los hechos. “Según ha contado Francis Franco, se quedó el móvil olvidado en su finca cuando regresó a Madrid. La señal aparece también en el coche en la tarde de ese día, pero se justifica con que cuando le recogió su empleado, este llevaba una tablet con la tarjeta de su teléfono dentro y por eso da la señal en el interior del vehículo”,  cuenta a LOOK Carlos Muñoz, abogado de la parte denunciante.

Francis Franco
Francis Franco durante el juicio en Teruel / Gtres

“Franco cuenta que cogió un coche de empresa para desplazarse hasta Calatayud, ya que, supuestamente, el mal tiempo le iba a impedir ir de caza ese día. Después cogió el AVE hacia Madrid para ir a gestionar unos asuntos, eso sí, con su móvil personal olvidado en la finca”, añade Muñoz, abogado de uno de los denunciantes, y dice que en todo momento Francis acusa a su exempleado,  Marius T, que vive desde hace siete años en Rumanía, de cometer todos los delitos por los que él ahora se sienta en el banquillo. Este digital ha querido recoger el testimonio de la parte denunciada, pero, en este caso, la abogada Laura Maniega ha preferido no dar declaraciones. Según la defensa de uno de los agentes, la letrada ha indicado que la pericial de la Guardia Civil estaba mal realizada, razón por la que han decidido llevar la suya propia.

La resolución del juicio se prevé para dentro de 15 o 20 días, una resolución que decidirá el futuro más próximo del nietísimo tras varios años de litigio. Un entuerto que podría llevar a Francis Franco a prisión durante seis años , además de abonar una cuantía de 25.600 euros en multas.

Últimas noticias