¿FRAUDE FISCAL?

Shakira, acorralada: las claves que demostrarían que vive en España desde 2010

Shakira
Ver Galería
La cantante Shakira en un fotomontaje de LOOK

Si el 2017 se puede considerar el peor año de la carrera de Shakira tras verse obligada a retrasar su vuelta mundial a los escenarios entre rumores de crisis en su relación con Gerard Piqué, el 2010 fue, sin duda, el mejor año para la carrera profesional de la colombiana. Ahora la sombra del fraude fiscal se ha posado sobre la cantante nublando la felicidad que había llegado a su vida nada más poner un pie en Barcelona.

El 19 de octubre de 2010 salía a la venta ‘Sale el sol’, el séptimo disco de Shakira, grabado entre Londres, República Dominicana y Barcelona. Hasta ese mismo año la cantante había tenido su mansión de Miami como residencial oficial, que no fiscal, pero lo suyo con la Ciudad Condal fue un flechazo en toda regla.

Cuando todavía pensaba que su estancia en Cataluña sería una una breve etapa laboral, Shakira se instaló en Bellaterra, un municipio perteneciente a Barcelona. Allí ultimaba la de Barranquilla el lanzamiento del que sería uno de sus grandes éxitos profesionales cuando, en el transcurso de la preparación del disco, su vida personal dio un giro de 180 grados.

Shakira, acorralada: las claves que demostrarían que vive en España desde 2010
Shakira ha sido acusada de fraude fiscal/ Gtres

La FIFA eligió su canción ‘Waka Waka’ como el tema oficial de la Copa Mundial de Fútbol de 2010 y los cimientos de la vida de la colombiana temblaron violentamente. La grabación del vídeo promocional de la canción, sumada a la actuación en la inauguración y clausura de la competición deportiva fue todo un terremoto sentimental para la artista que, como ha confirmado años después, se enamoró de Gerard Piqué nada más verlo a pesar de que ambos tenían pareja. Las primeras fotografías de la cantante y el futbolista cenando en Barcelona llegaron en febrero de 2011 y dieron la vuelta al mundo. Durante prácticamente todo ese año la artista estuvo de gira recorriendo el mundo y, tras el final del tour y con su noviazgo con Piqué ya consolidado, no dudó en regresar a la casa de Bellaterra, donde el futbolista empezó a pasar cada vez más tiempo. Al poco tiempo de empezar a convivir y en lo que fue el primero de una serie de movimientos que ahora tienen más sentido que nunca, Shakira y Piqué se mudaron a uno de los pisos que el blaugrana tiene en el centro de Barcelona.

Los ejercicios sobre los que la Agencia Tributaria reclama datos a la cantante colombiana son los cuatro que van de 2011 a 2014, años en los que era más que frecuente ver a Shakira en España haciendo una vida normal a pesar de que, según la artista, su residencia por aquel entonces estaba en Bahamas.  Hacienda considera domicilio fiscal en el que se pasa más de la mitad del año, es decir 183 días, por lo que la justificación de la artista para el año 2011 podría llegar de la mano de sus conciertos, ya que actuó en más de 60 lugares distintos desde el 1 de marzo hasta el 15 de octubre de ese año. Sea como fuere, el ejercicio de dicho año ya habría prescrito por lo que los años investigados serán los tres siguientes.

En noviembre de 2011 Shakira anunció que había empezado a escribir las canciones de su disco homónimo, el octavo de estudio de su carrera y, aunque fue publicado en 2014, en entrevistas de 2012 aseguraba estar trabajando en él a caballo entre Miami y Barcelona.

Un embarazo clave

En 2012 Shakira se quedó embarazada de su primer hijo. Nacido en enero del año siguiente solo hay que restar para confirmar que la colombiana estuvo embarazada desde abril del segundo año en el que Hacienda pide a la cantante que justifique su residencia fuera del país. ¿Cómo va a justificar Shakira que no vivía en España? En aquel entonces, ella y Piqué ya habían comprado la casa en la que viven en la actualidad y, mientras las obras de Esplugues dejaban su hogar como ellos querían, la famosísima pareja se mudó a Cambrils, un municipio en el norte de Barcelona, en busca de una vida más tranquila. Una vez más el cambio de residencia no fue al azar y Shakira y Piqué se alojaron en otra de las propiedades del jugador del Barça.

En enero de 2013 nació el primogénito de la cantante y el futbolista y fue el mismo día que la primeriza mamá tuvo el alta el que la recién estrenada familia durmió por primera vez en el que es hoy su hogar. La llegada del bebé trajo la tranquilidad a la vida de Shakira y Piqué que dejaron a un lado los viajes transatlánticos durante los primeros cuatro meses del año. Volcada en cuidar a su pequeño, la del ‘Waka Waka’ se limitó durante los primeros meses de vida de su bebé a cumplir con los compromisos profesionales que no supusieran grandes distancias, regresando siempre a Barcelona.

Su papel como coach en la edición norteamericana de ‘La Voz’ fue la principal actividad profesional de la compositora durante todo el 2014, año en el que regresó al formato tras haberlo abandonado en 2012 para pasar el embarazo lo más tranquila posible. Durante aquel año Shakira volvió a retomar la vida pública que había dejado en pausa por el embarazo y nacimiento de Milan y, aunque lo habitual era verla en eventos o partidos de fútbol en la capital catalana, en 2014 Shak estuvo en varias entregas de premios en Estados Unidos. La FIFA volvió a contar con ella para poner música al Mundial de Fútbol y fue precisamente en su actuación para la gala de clausura de la competición cuando los rumores de su segundo embarazo corrieron como la pólvora.

A principio de 2015 llegó al mundo el segundo hijo de Shakira y la historia volvió a repetirse. Los primeros meses de la familia fueron de lo más tranquilos y durante todo el año la cantante hizo una vida completamente normal en Barcelona, acudiendo al Camp Nou a ver a Piqué o disfrutando de el Trofeo Conde Godó de tenis de la Ciudad Condal.

Si los inspectores de Hacienda han visitado la peluquería que la cantante frecuentaba durante esa época como prueba irrefutable de que Shakira vivía en España, no hay más que ver los cambios de domicilio -siempre a mejor- y las vueltas constantes a Barcelona fuera cual fuera el lugar de origen para confirmar que, día arriba día abajo, la vida de Shak está tan ligada a Barcelona como a Piqué desde el mismo día que la pareja se conoció.

Últimas noticias