“Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”

Insultos, obsesiones y otros trapos sucios en el libro que pone en jaque a los Trump

Trump
Un nuevo libro deja al descubierto los trapos sucios de los Trump / Gtres

El 2018 no ha comenzado de la mejor manera para el presidente de los EE.UU, Donald Trump. Y es que la próxima semana saldrá a la luz un libro en el que se desvelan detalles familiares que han encendido la rabia de los inquilinos de la Casa Blanca, quienes tachan dichos relatos de falsos testimonios. Si los abogados de Trump no consiguen paralizar su inminente lanzamiento, el libro “Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, escrito por Michael Wolff, dejará al descubierto algunos ‘trapos sucios’ de la familia presidencial. A continuación, resumimos nueve revelaciones que se han filtrado a la prensa antes de la publicación del libro, que cuenta con testimonios tan importantes como el del último jefe de campaña de Trump, Steve Bannon.

Quería ganar… dinero

El objetivo del actual presidente de Estados Unidos no era llegar a la Casa Blanca, sino potenciar la marca Trump y aumentar los ingresos de su imperio. Uno de sus hijos llegó a comentar con un amigo que parecía que su padre había visto un fantasma cuando se enteró del resultado la noche electoral.

Melania lloró de pena

Melania Trump no contemplaba entre sus planes que su marido ganase las elecciones y tuvieran que trasladarse a Washington. La noche de la victoria, la futura primera dama lloró, pero no de alegría, y su cara el día de la toma de posesión de Trump era un reflejo de su angustia.

Trump
Gestos contenidos en la familia de Trump tras ganar las elecciones / Gtres

En camas separadas

Melania pospuso al máximo su traslado a Washington y, cuando finalmente lo hizo, pidió un dormitorio separado del de su marido. Este dato vendría a confirmar el rumor de que la pareja presidencial no duerme en el mismo lecho, a pesar de los esfuerzos de la Casa Blanca por desmentir esta información.

Fiesta deslucida

Donald Trump se sintió insultado y a disgusto el día de su toma de posesión, debido a que ninguna celebridad quiso asistir al acto. Testigos apuntan a que se le vio discutiendo con su mujer y muy irritado.

Ivanka for president

Ivanka Trump habría llegado a un acuerdo con su marido, Jared Kushner, para ser ella la que, en un futuro, se postulase como candidata a la presidencia de EE.UU.

Se burlan de su pelo

El característico pelo rubio de Donald Trump no solo es uno de sus rasgos físicos más reconocibles, sino también habitual objeto de burlas. El libro asegura que su propia hija, Ivanka Trump, se burla habitualmente de este aspecto de su padre.

Donald Trump
El peculiar peinado del presidente de EE.UU. / Gtres

Echa el cerrojo

Según asegura el libro que próximamente verá la luz, Trump encontraba la Casa Blanca “espeluznante” y pidió que instalasen una cerradura en su cuarto. Esto le supuso un tira y afloja con los Servicios Secretos, que demandaban tener libre acceso a la habitación presidencial.

Comida basura sin riesgos

Donald Trump está obsesionado con la comida basura, especialmente con la de McDonald’s, que consume habitualmente y en grandes cantidades. Esto se debe a su temor a ser envenenado, riesgo que considera que no se corre con este tipo de restaurantes, ya que se prepara la comida sin saber quién va a ingerirla.

“Tonta como un ladrillo”

Steve Bannon, un antiguo jefe de estrategia de Trump en la Casa Blanca asegura que “Ivanka es tonta como un ladrillo” y llama “traidor” y “antipatriota” al hijo del presidente, Donald Trump Jr, quien supuestamente se habría reunido con varias personas cercanas al Kremlin para buscar documentos que desacreditasen a Hillary Clinton durante la campaña electoral.

Últimas noticias