Una pérdida irreparable

Sara Carbonero se emociona hablando de su “mazazo más grande y difícil de digerir”

Sara Carbonero
Sara Carbonero. / Gtres

Sara Carbonero no ha podido evitar emocionarse al hablar de su peor recuerdo durante el pasado año, el fallecimiento de María, una buena amiga que había conocido en su entorno laboral, a finales del pasado mes de noviembre, tras un largo tiempo ingresada en el hospital. Ahora, la periodista ha querido profundizar en sus sentimientos, poco más de un mes después.

Lo ha hecho en su blog personal, donde hace balance de todo lo que ha dado de sí el 2017 para ella. “Uno de los mazazos más grandes y difíciles de digerir”, así de categórica y de transparente se muestra Sara Carbonero para definir lo que supuso para ella esta irreparable pérdida. María se fue dejando huérfanos a tres niños pequeños.

“La última vez que nos vimos fue en junio en una boda, lo pasamos muy bien. María me había dejado unos pendientes de color coral que quedaban perfectos con mi vestido. Ella acababa de ser mamá hacía tres meses y todos comentamos lo guapa y recuperada que estaba. Bailamos hasta la madrugada y al despedirnos nuestros chicos quedaron para echar algún día una partida de mus. La siguiente vez que vimos a su marido fue en el tanatorio”.

Sara Carbonero sabe bien que este tipo de noticias llegan cuando menos se esperan y sientan como un jarro de agua congelada: “No es que no sepa que este tipo de cosas ocurren por desgracia todos los días pero, cuando te toca tan de cerca, cuando sabes diariamente de su sufrimiento, su lucha, su fuerza y su buen humor pese a todo… Cuando vives agarrado a la esperanza de que ocurra un milagro, el desenlace es como un puñal directo al corazón”.

Emotiva despedida y mirada hacia el futuro

La periodista quiso acabar su última entrada del blog personal recordando a su amiga y sin creerse que ya no pueda disfrutar de ella: “Los que nos quedamos la vamos a echar mucho de menos, hablábamos por teléfono casi a diario porque María además de ser una amiga, trabajaba con nosotros. Me parece imposible que ya nunca vaya a estar al otro lado con su dulzura, su orden, su generosidad y su sonrisa. ¡Qué bonita sonrisa! Donde quiera que estés Mery, nunca te olvidaremos”.

Tras dejar atrás el 2017, Sara Carbonero ya está preparada para iniciar un nuevo año que podría traer importantes novedades en su vida. Todo apunta a que dejará Oporto, ciudad donde vive desde 2015 junto a Iker Casillas y los dos hijos de ambos, Martín y Lucas. El portero no cuenta para el actual entrenador y su desembarco en la liga de fútbol estadounidense (MLS) está cada vez más cerca, según apuntan diferentes medios deportivos.

 

Últimas noticias