Otra factura nasal

La metamorfosis a golpe de cirugía de la nariz de Sergio Ramos

Sergio Ramos
Ver Galería
Galería: La evolución paso a paso de la nariz de Sergio Ramos / Gtres

2007 y 2017 son dos años que Sergio Ramos guardará en su álbum de recuerdos por haber sido importantes en una parte concreta de su cuerpo. Dos fracturas nasales han motivado la increíble evolución que ha sufrido la nariz del sevillano durante estos diez años, en los que le ha dado tiempo a cambiar de estilo, levantar un buen número de títulos, conocer a la mujer de su vida y madre de sus hijos – Pilar Rubio– o a portar el brazalete de capitán de la Selección Española y el Real Madrid. No es baladí.

[Puedes ver: La increíble evolución de Sergio Ramos]

Una patada recibida hace una semana por Lucas Hernández, futbolista del Atlético de Madrid, durante el último derbi, ha dado al traste con la fisonomía de la lograda nariz de Ramos. En una acción fortuita, el primero le rompió los huesos propios, ocasionándole una fractura nasal. No es la primera, ya que Sergio pasó por lo mismo en marzo de 2007, cuando sufrió el mismo daño.

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el

Dos casos aparentemente paralelos pero con distinto final. En aquella ocasión, el ‘4’ blanco acabó pasando por el quirófano para tratarse una rotura total de tabique y una obstrucción respiratoria del lóbulo derecho de la nariz. El andaluz aprovechó la coyuntura para someterse a una rinoplastia y así reducir su tamaño, limar el caballete, elevar la punta y, en definitiva, afinarla más.

[Para ver la transformación de su nariz paso a paso pincha en la imagen superior]

Una cirugía que no se repetirá esta vez y es que, pese a tener una fractura nasal, Sergio Ramos no contempla pasar por el quirófano, al menos por ahora. El doctor José María Palacín Casal, experto en rinoplastias y cirujano plástico, comentó en las páginas del diario ‘As’ que no era necesario ponerse en manos del bisturí, ya que los huesos propios de la nariz están por encima del tabique y no se dañan totalmente con un golpe como el que recibió el central el pasado sábado. Es decir, la fractura no le va a afectar a la hora de respirar, pero otra bien distinta sería que él quisiera corregirse (de nuevo) la nariz por motivos estéticos.

Poco a poco. Step by step. ✌

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el

Aunque ahora mismo haya desestimado la posibilidad de operarse, no sería descabellado que el camero esperase a final de temporada para acudir al quirófano, tal y como hizo en 2007. Por el momento, Sergio Ramos jugará con una máscara protectora de alta tecnología, fabricada con fibra de carbono, de 65 gramos de peso y valorada en 300 euros.

 

Últimas noticias