EXCLUSIVA LOOK

Hablamos con Álvaro de Marichalar: “Según salí de comisaría me fui al hospital”

Álvaro de Marichalar no gana para disgustos. Después de ser expulsado de su última entrevista en televisión y de protagonizar un altercado frente al Palau de Cataluña este pasado jueves, el aristócrata, que acababa de mudarse a la Ciudad Condal según relató a LOOK recientemente, cuenta ahora a este digital cómo vivió las últimas horas más cruciales de su vida tras el altercado con los Mossos D’esquadra: “Salí de comisaría a las doce de la noche y me fui al hospital. He llegado a casa a las seis de la mañana y aún no he podido acostarme”.

Además, tras el alboroto, Marichalar piensa poner un nuevo rumbo en su vida para denunciar la situación catalana que ha  vivido en primera persona en estos últimos días: “La izquierda radical ha logrado vender sus estafas. El lunes me voy a Los Ángeles donde tengo programadas varias entrevistas con algunas televisiones norteamericanas: hay que desenmascarar esta falacia en Europa y en los Estados Unidos“, recalca a este digital.

[GALERÍA | El ‘cara a cara’ de Marichalar con un independentista en plena calle]

El noble advierte a LOOK que “lo que está haciendo el nacionalismo junto a la extrema izquierda absolutamente revolucionaria desemboca en otra Venezuela. Hay que luchar desde donde sea más efectivo”. Además, Marichalar hace balance de esta lucha que ha protagonizado durante los últimos días a pie de calle en Barcelona: “Lo más importante es la constatación absoluta del miedo existente a todos los niveles en esta sociedad donde todo se esconde y todo se pervierte. Las vergonzosas mentiras que han vomitado los Mossos D’esquadra sobre lo ocurrido conmigo este jueves es la constatación de que estamos ante la perversión absoluta de la realidad; lo que nos pone en grave riesgo a todos los niveles. Se está reviviendo lo que ya vivió España en otras épocas pasadas”.

El aristócrata recuerda las horas cruciales de su enfrentamiento con los Mossos

Álvaro
Álvaro de Marichalar a LOOK: “Hay que desenmascarar esta falacia en Europa y en los Estados Unidos” /Gtres

Por otro lado, Álvaro de Marichalar no puede evitar recordar con este digital las horas cruciales del enfrentamiento directo en las calles de Barcelona. “No daba crédito; por un momento pensé que me llevaban a hablar con el consejero de interior al que había conocido en la plaza de San Jaume el lunes proponiéndole una invitación a almorzar y entregándole mi ‘declaración multilateral de independencia’ (que nos permita independizarnos de los sediciosos…). Después, tras el primer empujón, me di cuenta de que lo que habían planeado realmente era lincharme. Se me cayó el mundo. Me encomendé a Dios y me vino a la cabeza la misma sensación de alto riesgo que me viene en algunas de mis navegaciones en alta mar”.

El aristócrata continúa recodando su relato con miedo en sus palabras: “Pensé que podían hacerme desaparecer simulando un ataque al corazón o cualquier otra cosa. De hecho, estoy absolutamente aterrado de la posibilidad de que me hayan inyectado algo extraño. Me pincharon en los dedos pulgares durante 20 minutos mientras estaba esposado en la espalda. Noté varios pinchazos y les supliqué que no me pincharan, que que me estaban haciendo daño mientras la gente paseaba por ahí y nadie me echaba una mano en ningún momento. Fue una en ignominia algo absolutamente deleznable y vergonzoso”.

“He denunciado lo ocurrido a la comisaría de las Mossos pero lo voy a denunciar también en Europa y Estados Unidos y pido por favor que se me ayude. Hay que parar a esta mafia corrupta, que es en lo que se han convertido nuestras instituciones seculares catalanas“, concluye.

Comentar

Últimas noticias