Divertida anécdota

[Vídeo] El perro de Macron protagoniza el momento más incómodo del presidente francés

Emmanuel Macron
Emmanuel Macron / Gtres

Los perros son los mejores amigos del hombre y la compañía que dan no se paga con dinero. Una frase tan recurrente como cierta, pero que quizás necesitaría alguna que otra matización. Que se lo digan a Emmanuel Macron, a quien su canino le ha hecho pasar uno de los momentos más vergonzosos que recuerda el presidente francés.

En plena reunión con ministros y miembros de su gabinete en el Palacio de los Eliseos, Nemo no ha podido soportar las ganas de hacer sus necesidades y ha orinado en la chimenea, ante el estupor y las risas de los allí presentes.

 

“El perro está haciendo algo nada corriente”, dijo Macron. “¿Pasa esto a menudo?”, preguntó Julien Denormandie, secretario de Estado en el Ministerio de Cohesión Territorial. “No, han provocado en mi perro un comportamiento totalmente anormal”, comentó entre risas sarcásticas el mandatario galo. Los incidentes recogidos por las cámaras de televisión han dado la vuelta al mundo, ya que, pese a ser un momento incómodo y de cierta vergüenza para Macron, no deja de ser deshilarante y cómico.

Nemo tiene casi dos años de edad y es el compañero inseparable tanto del presidente como de su esposa Brigitte desde el pasado mes de agosto, cuando le adoptaron. Su nombre hace honor al capitán Nemo, el héroe ficticio de ‘Veintemil leguas de viaje submarino’, escrito por Julio Verne y uno de los libros preferidos de Macron.

Últimas noticias