Relato desgarrador

Cocaína y prostitución, los dos pecados de Jim Carrey con su exnovia

Jim Carrey
Jim Carrey, en una imagen reciente / Gtres

Una sobredosis de analgésicos acabó hace dos años con la vida de la expareja de Jim Carrey, Cathriona White. Tras una vida llena de altibajos emocionales, decidía quitarse la vida a los 30. Desde ese momento, la madre y el exmarido de la maquilladora emprendieron una batalla legal sin cuartel contra Jim Carrey, al que acusan de “homicidio negligente” y señalan como culpable del suicidio de la joven.

Jim Carrey y Cathriona
Jim Carrey y Cathriona White / Gtres

Ahora la historia vive un nuevo episodio, con la filtración en medios internacionales como The Sun o Daily Mail, de una carta que Cathriona habría escrito a Jim Carrey antes de morir, en la que le culpaba directamente de haberle introducido al consumo de cocaína e incitado a la prostitución. Un texto con graves acusaciones y que merece la pena que reproduzcamos a continuación.

“Amaba la vida, estaba feliz conmigo misma y me sentía muy bien. Estaba orgullosa de todas las decisiones que había tomado y te conocí. Me introdujiste en la cocaína, la prostitución, el daño psicológico y las enfermedades. Hiciste cosas muy buenas por mí, pero me rompiste como persona, Jim.

Cathriona: “Jim, me rompiste como persona”

Yo quería conseguir a Jekyll pero en lugar de eso tuve a Hyde. Porque te quiero habría atrapado a Hyde durante todo el año para estar con Jekyll, pero me echaste de tu vida cuando tuviste lo que quedaba de mí que valía la pena”.

Pero aún hay más, ya que en el mismo texto, la expareja de Jim Carrey aprovechaba para despedirse de él y esgrimir los motivos de la drástica decisión de suicidarse: “He pasado ya tres días sin creerme que no estés aquí. Puedo seguir adelante con el corazón roto y poner todas las piezas juntas de nuevo. Podría, solo que esta vez no tengo la fuerza de voluntad. Lamento si sentiste que no estaba ahí para ti.

“No estoy hecha para este mundo”

Traté de darte mi mejor parte. Realmente no sé nada sobre entierros y esa clase de cosas. Tú eres mi familia, así que cualquier decisión que tomes será acertada para mí. Perdóname. Sencillamente, no estoy hecha para este mundo”.

El fallecimiento de Cathriona le cambió la vida al cómico actor. Se retiró de la vida pública y cuando decidió reaparecer parecía otra persona. Con un aspecto más envejecido, el aluvión de críticas hacia su figura le ha hecho mella, pero Jim Carrey lo tiene claro: “No toleraré este intento desalmado de aprovecharse de mí o de la mujer a la que amé. Los problemas de Cathriona se iniciaron mucho antes de que nos conociéramos y tristemente ninguno de nosotros podría haber evitado este final tan trágico“.

Comentar

Últimas noticias