Tocado

Gerard Piqué y una pesadilla que nunca termina

Gerard Piqué
Gerard Piqué, en un partido reciente con la selección española / Gtres

España permanece en vilo con el desafío independentista y la consulta ilegal celebrada el pasado 1-o. Nadie sabe a ciencia cierta qué pasará en las próximas horas y cada día más interrogantes se ciernen en torno al futuro de Cataluña y del país. En medio de este gran revuelo, hay un personaje que ha adquirido una (voluntaria) importancia y protagonismo: Gerard Piqué. 

 

El futbolista barcelonés no ha ocultado nunca su postura en el tema de la independencia. Su marcada tendencia hacia la celebración del referéndum le ha servido para ser criticado decenas de veces, ya sea por poner un tuit alentando a la gente a votar o por acudir a alguna manifestación en pro de sus ideales. Sin embargo, desde casi una semana a este momento, Piqué atraviesa su momento más duro .

Sus lágrimas hablando de la jornada de votación y lamentando la actuación de la policía y la Guardia Civil, el pasado domingo, tras el esperpéntico partido jugado a puerta cerrada por el FC Barcelona en el Camp Nou, lo evidenciaban. Sus sentimientos están a flor de piel y el central no tuvo reparos en asimilar y asumir que el 1-o fue “la peor experiencia de mi vida”. Mientras tanto, las redes se han convertido en un hervidero de odio, rencor y de críticas a un Piqué muy tocado anímicamente.

Acorralado por la afición

Por si fuera poco, a su polémica en Barcelona se le ha unido el hostil recibimiento que ha sufrido el catalán a su llegada a la concentración de la selección española en Madrid (caprichos del destino) y en el posterior primer entrenamiento. Desde que Piqué pusiera un pie en el césped, la grada no paró de silbar de manera infatigable.


A eso, se le unieron los cánticos de “Piqué, cabrón, España es tu nación”, o cambiando la oración por “Piqué, cabrón, fuera de la selección”. Incluso, la Guardia Civil ha tenido que retirar pancartas por considerarlas ofensivas.

La afición le quiere fuera del combinado nacional dada su insistente defensa del proceso ilegal que se vive en Cataluña. No obstante, el futbolista alimenta en cierta manera el debate en su cuenta de Twitter, donde ha criticado la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

El propio Piqué anunció que dejaría la selección pasado el Mundial de 2018, pero la situación se ha tornado tan insostenible que no hay que descartar una renuncia más temprana del defensa.

En medio de esta encrucijada de difícil retorno, a Gerard Piqué no le quedan prácticamente apoyos. Shakira podría ser su consuelo y máximo pilar de sustento, pero, cuando se trata de temas políticos, la colombiana siempre ha dado un paso un lado.

Shakira
Shakira, en una imagen de archivo / Gtres

Ahora se centra en la promoción de su nuevo disco y no quiere saber nada de independencia ni de ningún asunto relacionado. Tampoco ayudan los rumores de crisis entre ambos.  los compañeros de selección de Piqué han hablado públicamente para arropar al ‘3’ de La Roja, que vive horas durísimas y de final incierto.

Comentar

Últimas noticias