DECLARACIONES EXCLUSIVAS

El pasado del que Bárbara Rey se arrepiente

Bárbara Rey
La actriz Bárbara Rey en imagen de archivo /Gtres

“Yo he visto cosas deleznables y terribles en el circo, pero no podía decir nada”, es una de las muchas declaraciones que ha concedido la vedette Bárbara Rey a LOOK. Después de las palabras de su hija Sofía Cristo postulándose en contra del maltrato animal, este medio ha querido conocer la opinión de su madre, quien hace 37 años recorría el mundo con el circo a cuestas de la mano del que fue su marido, Ángel Cristo. “Opino igual que mi hija, estoy en contra del maltrato. Entonces existía maltrato y cautiverio. Eso es innegable, por muy bien tratados que estuvieran los animales”.

Pero, ¿se los trataba tan bien? “Bueno, yo sí los trataba bien, todo lo que podía. Ángel era otra cosa, los domesticaba de una manera que no me gustaba, pero no podía hablar. Él dictaba y los demás acatábamos“, ha apuntado la artista. ¿Por qué no podía rebelarse? “Yo era una mujer sumisa y no veía más allá. No era una persona libre en ningún sentido. Había muchos latigazos reales y figurados. De todas formas diré que entonces no existía tanta conciencia animal ni la cultura que tenemos hoy en día”, ha matizado.

Bárbara Rey
Bárbara Rey junto a su exmarido Ángel Cristo /Gtres

Según la actriz, el domador manejaba su vida de una manera “titánica”: “Era un mundo sórdido del que quise alejarme cuando me separé. Recuerdo que entonces me llamaron de muchos sitios para que le hiciera la competencia a mi marido, pero nunca quise. Pude discernir y lo hice”.

Teniendo en cuenta que muchos familiares viven en la actualidad del circo, Bárbara asegura no querer perjudicarlos, pero mantiene firme su criterio: “Mi hija, por ejemplo, tiene a su prima en el circo, pero eso no quita para que demos nuestra opinión. Se pueden hacer muchos tipos de circo, hay que evolucionar y saber arrepentirse“. Ella se arrepiente, mucho.

Bárbara Rey
La vedette junto a sus hijos y su exmarido /Gtres

“Ay, Dios, si yo pudiera volver atrás, ¡cuánto cambiaría! Con lo que adoro yo a mis gatos ahora…” La artista tiene claro que le debe mucho al circo, pero que ese mundo arrastra demasiadas sombras: “Si hago balance, pesan más los momentos malos que los buenos. He sido muy infeliz“. Quiere quitarse ese estigma de encima. El primer paso es purgar las culpas.

Comentar

Últimas noticias