AMONESTADA POR LA ORGANIZACIÓN

Lucía Pariente pierde los estribos en Honduras y es trasladada a España

Lucía Pariente
Lucía Pariente en imagen de archivo /Gtres

Lucía Pariente ha perdido los estribos y las consecuencias han sido severas. Si la semana pasada parecía que el ‘fantasma del presente’, la madre de Alba Carrillo, había encajado a las mil maravillas en la ‘casita del árbol’ con un pacífico Kiko Jiménez, se trataba de un mero espejismo. Nada más lejos de la realidad. El pasado no los ha dejado vivir el presente. Los verdaderos sentimientos, esos que han hibernado en el interior de ambos concursantes todo este tiempo, le han ganado la batalla a sus aparentes buenas intenciones iniciales y ha estallado una tremenda bronca entre los supervivientes. Una disputa en la que se han puesto los puntos sobre las íes y que los ha colocado, parece que irreversiblemente, en enemigos íntimos. Una contienda que ha rebasado, de sobra, la línea roja de lo permitido.

¿El motivo? La propuesta del novio de Gloria Camila, un día cualquiera de esta idílica semana, de comer crudo, una suerte de credo que el náufrago ha mantenido desde que abandonó Cayo Paloma y que él considera que le ha servido de vía de escape para purgar su mal genio. El problema es que la madre de Alba Carrillo ha entendido que, lejos de una proposición, Kiko le estaba imponiendo ese tipo de comida, cuando ella no la soporta. Ahí el buen rollo ha saltado por los aires.

Lucía Pariente
Lucía Pariente en el momento de la pelea con Kiko /Mediaset

No das la talla para ser una persona de mierda, eres un gran manipulador y un humillador profesional. Quisiste cargarte a mi hija, eres muy mala persona”, ha descargado Lucía en plena refriega. Por su parte, Kiko ha manifestado que esta actitud la estaba esperando. “Sucedió una situación crítica de insultos que duró seis horas, pero yo sabía que ese era su objetivo. Vi sus intenciones nada más llegar aquí, quería dejarme de vago y de machista. No olvida el pasado”, ha apuntado el novio de Gloria Camila haciendo referencia a unas desafortunadas declaraciones que vertió en el concurso sobre Alba Carrillo en las que exculpaba a Feliciano López por haberle sido supuestamente infiel.

Tras la pelea, la pregunta era clara desde España: ¿se ha tomado la revancha Lucía por aquellas palabras? Ella lo desmiente en redondo: “Lo que ha pasado entre nosotros es que a Kiko le ha dado rabia que en mi vuelta a la isla me esté superando a nivel personal y no quería que le robara su puesto en el Palafito”. La bronca que libraron ambos concursantes acabó con una seria amonestación por parte de la organización del programa, quien ha ordenado a Lucía Pariente abandonar el concurso de manera inmediata. 

Una medida drástica y completamente injusta para ella: “¿Por qué no se echó a Kiko en su momento cuando le dijo esas barbaridades a mi hija? Yo no he hecho nada”. Sin embargo, para Kiko Jiménez ha hecho y mucho. De entrada, darle información del exterior: “Ha incumplido las normas, me dijo información de fuera y me nombró a mi abuelo para hacer referencia a mi mala educación“. La guerra se recrudece entre ellos. ¿Conseguirán limar asperezas una vez en España? Si hubo un tiempo en que la ‘casa del árbol’ era la de la pradera, esta semana se asemejaba a la del terror.

Lucía Pariente
Kiko y Lucía intentando solucionar en vano sus diferencias /Mediaset

Alba se libra de la expulsión este jueves

Menos mal que mejor suerte ha corrido la hija de Lucía, Alba Carrillo, quien se ha librado de la expulsión este jueves. Quien sí ha sufrido las consecuencias del implacable voto de la audiencia ha sido Juan Miguel que, tras ser expulsado de Cayo Paloma, tampoco ha podido ganarle el pulso a Kiko Jiménez en el televoto final en el Palafito. Los espectadores de ‘Supervivientes’ han salvado, por segunda semana consecutiva, al novio de Gloria Camila. Parece que se postula como firme finalista. 

Últimas noticias