CON SU VERDAD POR DELANTE

La ‘estocada’ definitiva de Belén: los documentos que desmontarán a Toño Sanchís

Belén Esteban
Belén Esteban en una imagen de archivo /Gtres

Belén Esteban quiere hablar, pero no como lo ha estado haciendo durante su guerra mediática con Toño Sanchís. Hasta ahora, o mejor dicho hasta que el día 22 de junio la justicia se pusiera de su lado, en sus discursos en ‘Sálvame’ había muchos cortapisas y siempre se frenaba a tiempo para apostillar “mis abogados no me dejan decir nada más, debo tener paciencia y callarme”. Eso se acabó. Se acabaron los titubeos, las frenadas, las réplicas a través de la pantalla, los tomas y dacas vacíos de contenido. No hay vuelta atrás. La de San Blas está exultante y muy desafiante. Esta noche en ‘Sábado Deluxe’ se va a desprender del esparadrapo literal y metafórico que la ha acompañado desde que en diciembre de 2015 la realidad le asestara una dentellada dura.

Promete un nuevo ‘Belenazo’ -como califican desde la productora ‘La fábrica de la tele’ las entrevistas de la colaboradora- , pero no uno cualquiera. Será El Belenazo, el más decisivo de su vida. Y lo va a hacer con documentos esclarecedores en la mano, con la única verdad que siempre ha defendido este tiempo, la que arrojan los papeles en contra de Toño Sanchís. ¿Su objetivo? Dejar mudo al que fue su amigo íntimo con datos incontestables. Desenmascararlo, tal y como ella misma dice.

La colaboradora tiene pensado desmontar a Toño utilizando su mayor baza, el último y más demoledor de sus cartuchos: unos importantes documentos que nunca han visto la luz hasta el momento y que pondrán en negro sobre blanco todos los puntos de su situación con su exrepresentante. Si bien hasta esta noche algunos flecos estaban sueltos en el enfrentamiento más mediático y Toño había atacado a la ambigüedad de Belén, en ‘Sábado Deluxe’ Esteban expondrá toda su artillería sobre la mesa y dejará contra las cuerdas a Sanchís. 

Belén Esteban
Belén Esteban a su llegada al juicio en Torrejón de Ardoz /Gtres

Cuentan los que la conocen bien que pese al dolor y la decepción que siente por la traición de Toño, Belén no le desea ningún mal ni a él ni a su familia. Por tanto, sus últimas declaraciones vía exclusiva en las que aseguraba que no le importa ver a Sanchís entrar en prisión y que nada le perturba el devenir de los hijos del que fue su mánager podrían haber sido fruto de la ira. La Esteban siempre ha dejado claro que lo único que quiere es el dinero que le pertenece, del que, según ella, su representante se apoderó gracias a los dispares tantos por cientos que se retribuía Toño sin su consentimiento.

Según la copresentadora de ‘Sálvame’, ellos acordaron al inicio de su relación profesional un 20% de comisión para Toño. Lejos de esto, el representante se adjudicaba un 30 y en ocasiones hasta un 50% del montante. Incluso, Esteban ha sostenido que hay trabajos que ha realizado y sobre los que no ha visto remuneración alguna. Una ‘deslealtad’ que la justicia condenó en primera instancia este pasado 22 de junio y Toño deberá abonar a Belén 507.000 euros si el recurso que tiene en mente interponer Sanchís no prospera. Esta victoria judicial la ha vivido Belén como un premio personal, ha sufrido al ver su credibilidad en manos de un juez e incluso se había planteado abandonar la televisión si perdía la batalla. Todo eso no ha pasado y la de San Blas no puede estar más feliz.

Belén Esteban
Belén Esteban disfrutando de una tarde de amigos tras su victoria /Gtres

En escasas horas Belén Esteban se mostrará en estado puro, con su verdad por delante y con la visceralidad que tanto la caracteriza. Alzará a los cuatro vientos lo que ha callado hasta ahora. No teme por el recurso de Toño, solo quiere que este calvario acabe cuanto antes. ¿Le contestará el mánager este domingo desde ‘Viva la vida’? ¿Llevará también documentos que acrediten su inocencia?

Comentar

Últimas noticias