SE ACABÓ SU AVENTURA

Edmundo Arrocet, expulsado del Palafito, regresa a España

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet en imagen de archivo /Gtres

Él quería quedarse, pero la audiencia es soberana y ha tenido la última palabra: Edmundo Arrocet, finalmente, ha sido expulsado de su estancia en el Palafito y se encuentra de regreso a España. Su aventura ha terminado sin posibilidad de repesca. El náufrago viaja a Madrid. Este jueves la audiencia ha tenido que lidiar con la nominación de los tres ‘titanes aguerridos’ del reality: Gloria Camila, José Luis y Kiko. ¿La sentencia? Kiko Jiménez, expulsado.

Tras la resolución, el novio de Gloria Camila, como ya se hizo la semana pasada con Bigote, ha sido trasladado al Palafito para medir sus fuerzas con el hasta ahora dueño y señor de la casa, Edmundo, durante la implacable decisión del ‘televoto’. Era la última esperanza para ambos. Kiko y Edmundo, cuerpo a cuerpo, luchando por permanecer en el concurso una semana más. Sin embargo, el pulso lo ha ganado Kiko y la pareja de María Teresa Campos, saco al hombro, lo ha aceptado con deportividad. “En el fondo me quería quedar, pero es lo que hay. El destino ha querido que sea Kiko quien disfrute de esta soledad para que se temple y reflexione”, han sido las últimas y sabias palabras de Edmundo en Honduras.

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet poniendo rumbo a Honduras /Gtres

El cómico ha terminado su sueño de superviviente precisamente tras vivir su semana más feliz en Honduras. Así lo ha declarado el chileno estos días; le gusta la soledad y es una persona relajada que huye de los conflictos y de las guerras. Por eso durante siete días ha estado en su paraíso particular, en su retiro espiritual. De hecho, tuvo que ser expulsado de Cayo Menor, epicentro de las disputas, para que los espectadores de ‘Supervivientes’ vieran su lado más divertido y espontáneo en la ‘casa del árbol’.

Este pasado domingo, durante el programa ‘Conexión Honduras, recibió la inyección de vitalidad y amor más potente gracias a la llamada de su pareja Teresa Campos. La presentadora le declaró su infinito e incondicional amor públicamente y el humorista vigorizó su ánimo. Fue su mejor bálsamo; su “Mori” lo quería y lo seguía y “nada había mermado sus sentimientos” hacia él.

En la ‘cuenta atrás’ desde el domingo Edmundo se ha dejado ver recitando poemas de amor, cantando, simulando ser un locutor de radio, hablando con las estrellas y más activo que nunca. Un cambio de actitud que la audiencia no ha premiado. Todo lo contrario: su tiempo en Honduras se ha terminado y España lo llama. Ni siquiera la ‘llamada de auxilio’ de María Teresa implorando que lo salvaran surtió efecto.

Se enfrentará a la verdad que le han ocultado

Teresa Campos
María Teresa Campos en su última aparición pública /Gtres

Edmundo cree que la vida en España ha seguido igual, pero está muy equivocado. Él sueña con volver a la casa que comparte con María Teresa Campos y a su vida de siempre. Pero algo ha cambiado y lo sabrá en escasos días. Lo que seguro que no contempla es el panorama agridulce derivado del ictus isquémico que padeció Teresa Campos y del que nadie lo informó. Una decisión que desató un maremoto informativo y ha colocado a las Campos en la diana mediática muy a su pesar.

A esta delicada decisión de silencio por parte de la matriarca se suma la complicada defensa en los platós de televisión que Terelu Campos y Carmen Borrego han hecho de la pareja de su madre. Llega el turno más complicado para las Campos: el de las explicaciones. La clave de la vuelta de Edmundo: su reacción. Toda la atención estará focalizada en el próximo jueves durante la gala presentada por Jorge Javier Vázquez. La entrevista a Edmundo Arrocet en plató con la ¿visita sorpresa de Teresa?.

Comentar

Últimas noticias