ALMA DE POETA

El poema de amor de Edmundo Arrocet

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet en 'Supervivientes' /Mediaset

Lo reseñaba este martes en ‘Sálvame’ Terelu Campos: Edmundo, desde la llamada de María Teresa, es otro. Se siente liberado para mostrar, sin vericuetos, sus sentimientos más sinceros y auténticos. El hecho de que la presentadora interviniera este pasado domingo en el programa ‘Conexión Honduras’ para hablar en directo, por primera vez, con su pareja ha sido un claro revulsivo para el humorista. Cabe recordar que Teresa prohibió a Bigote que la nombrara durante el concurso de ‘Supervivientes’, tan enfadada como estaba de que partiera a la aventura. Por tanto, esa declaración de amor en forma de llamada la interpretó Edmundo como una buena señal. Teresa lo sigue, Teresa lo ama y nada ha “mermado en sus sentimientos” hacia él.

El hondureño está feliz por partida doble: se encuentra aislado, disfrutando de su soledad en el palafito, y Teresa le ha dado su mejor medicina: el amor. “Me emocionó mucho la llamada, es una voz que está conmigo siempre y fue encantador escucharla. Es una voz que reside en mi mente y cuando estoy en soledad repito palabras suyas“, se ha sincerado el superviviente. Es consciente de su incapacidad a la hora de desnudar sus afectos y agradece a la malagueña ese ‘capote’ emocional: “Me cuesta mucho decir mis sentimientos, pero ella me conoce y sabe que yo con la mirada digo muchas cosas“. Y no solo con la mirada.

Edmundo Arrocet
María Teresa Campos y Edmundo Arrocet en imagen de archivo /Gtres

Edmundo ha desempolvado su vena de poeta y, mirando a las estrellas y evocando a su pareja, ha recitado unos versos cargados de sentimiento: “El viento, cuando uno está solo, a veces lo siente gritar de alegría, de paz, de guerra y de amor. Puede que tenga alma de poeta, quién sabe. Palabras que se dicen los enamorados cuando se encuentran solos frente al mar. Los poetas podemos escribir lo que cuenta el viento“. El cambio de actitud de Bigote se ha debido, además de por la llamada de Teresa, a su traslado a la casa del árbol. Estar solo rodeado de la naturaleza y practicando meditación y yoga es el mejor regalo que ha podido recibir.

Sin embargo, su felicidad tiene los días y las horas contadas. Este jueves la audiencia dictará sentencia definitiva. El chileno deberá medirse con el expulsado de la semana; Kiko, Gloria o José Luis. Tras el voto popular, uno u otro deberá abandonar el concurso y viajar a España de inmediato. ¿Valorarán los espectadores este cambio de Edmundo para bien y seguirá realizando su sueño? De todas formas, y según ha podido conocer LOOK, si los designios populares deciden que su aventura ha terminado en plató podría recibirlo en persona María Teresa Campos. Toda una sorpresa y una propuesta que se está estudiando. La malagueña ha salido al paso estos días acerca de la expulsión de Bigote: “Se decida lo que se decida estaré contenta”. El jueves se sabrá.

Teresa Campos
Teresa Campos en una imagen reciente /Gtres

Gloria está de bajón y solo la anima la ‘gresca’ y la pedida de mano de Kiko

Mientras que Edmundo está exultante, Gloria Camila no puede evitar el llanto y el mal humor a cada rato. Lleva unos días irascible y ni los consejos de su novio Kiko consiguen reflotarla. Solo existen dos cosas que parecen animar a la hija de Ortega Cano: criticar a José Luis y una supuesta pedida de mano que está “deseando recibir”.

No es la primera vez que Gloria expone su animadversión hacia José Luis y sus dotes de líder. En esta ocasión, la concursante ha estallado ante el hecho de que nadie ‘premie’ a su novio cuando pesca, mientras que cuando lo hace “el líder” todos lo palmean: “¿Por qué solo se baila el agua a José Luis cuando pesca? Lo veo muy injusto. ¿Y a Kiko no? No lo han felicitado en ningún momento por los peces que ha cogido”.

Gloria Camila
Gloria Camila y Kiko Jiménez en un acto público /Gtres

Menos mal que, como en el caso de Edmundo, el amor amansa el temperamento de Gloria y estos días la tristeza se ha entrelazado con la ganas de que Kiko Jiménez le pida matrimonio. “Yo aceptaré cuando me lo pida Kiko, ni antes ni después“, ha respondido a la pregunta de su compañera Laura Matamoros.

Cabe recordar que Kiko ya fabricó hace unas semanas un ‘anillo de pedida’ de una forma rudimentaria y dejó patente cuál era su firme intención: “Quiero darle este anillo el día 24 de junio, justo cuando cumplimos los dos años de amor. Como vamos a estar aquí, quiero hacerle una sorpresa muy especial”. ¿Será ese día en el que la pareja selle su amor? Habrá que estar muy atentos porque lo mismo suenan campanas de boda.

Últimas noticias