VUELVE GUERRERA

La reaparición de la nueva Mila Ximénez tras su operación de cirugía estética

Mila Ximénez
Mila Ximénez en imagen de archivo /Gtres

Mila Ximénez (65) ha vuelto a la primera línea de fuego mediático tras haberse sometido a una operación de cirugía estética hace apenas un mes. La colaboradora de ‘Sálvame’ está encantada con esta intervención, sobre todo por quién la ha realizado: “Me he operado con el mejor cirujano, el que ha operado a Richard Gere. Este es el regalo que me he hecho por mi cumpleaños”. Lifting y levantamiento facial, retoque en el óvulo de la cara y en los párpados, estiramiento de cuello y nuevos labios.

La nueva cara de Mila
La nueva cara de Mila / Portada Lecturas 31/05/2017

Esos son los cambios que convierten a Mila una persona a estrenar: “Fueron cuatro horas y media de operación y mi mayor miedo era no levantarme de la anestesia. Recuerdo que le dije al médico que me prometiese que iba a despertar“. Aquello que aseguró en ‘Sábado Deluxe’ de los 400 puntos que se esconden en su cara fue “una forma de hablar”. “No tengo puntos en ningún sitio. Me han hecho una microcirugía, tengo pequeñas grapas que luego se van cayendo. No voy a tener cicatrices, las odio”, ha puntualizado la periodista en la revista ‘Lecturas’. Sus labios también son otros, más abultados: “Me los he subido un poco. Se ha puesto grasa de mi propio cuerpo, de mi ombligo. Me he hecho un relleno para que quede natural“.

Mila Ximénez
Mila Ximénez durante un acto antes de operarse /Gtres

Su gran obsesión era quedar natural: “Lo único que pedí era que no se me notara mucho. El médico me pidió fotos del momento en el que yo más me gustaba. Le di fotos de cuando tenía 30 ó 35 años, y eso que cada vez siento menos nostalgia por el pasado“. El motivo que la impulsó a someterse a esta operación fue su gran inseguridad: “Cuando me veía en televisión lo pasaba fatal. Me dolía verme y a veces lloraba”

Mila contra Bigote Arrocet: “Siempre espero que perjudique a Teresa Campos”

Pese a su cambio físico, Mila conserva su legendaria garra. “Lo único que ha hecho que se me salten los puntos es Bigote Arrocet. Me perturba él entero. Es poco empático y sé que si no la hace a la entrada, la dará a la salida. Siempre espero que perjudique a Teresa Campos. A Bigote le ha venido Dios a ver con el ictus de la Campos”, ha asegurado la exmujer de Manolo Santana en la citada revista. Ximénez mantiene que sigue sin hablarse con Teresa: “Nunca sé cómo va a reaccionar, no vivo de Las Campos ni con ellas, pero Bigote ha ido a un reality y estoy en el derecho de opinar”.

La tertuliana mantiene que “Teresa tiene muchas cosas en la cabeza y ha tenido un estrés muy fuerte, que le quitaran el programa fue un gran palo“. Para rematar, le manda un mensaje a Terelu Campos: “No tengo nada contra ella, aunque tampoco tenemos ahora una relación cercana. Su hermana Carmen sí es una mentirosa y mucho más lista que Terelu. Carmen se cree una estrella ya mientras que Terelu se está quedando más pequeña en televisión”. Mila Ximénez vuelve de carácter como se fue.

Comentar

Últimas noticias