POR FIN JUNTOS

Shakira, más “hooligan” que nunca en su reencuentro con Pablo Motos

Pablo Motos
La cantante Shakira y Pablo Motos durante su reencuentro en 'El Hormiguero' /Atresmedia

Con vaqueros rotos, chaqueta dorada -como guiño a su nuevo disco ‘El Dorado’- y con una sonrisa siempre a punto. Así ha reaparecido Shakira en el espacio de las hormigas más famosas de la televisión. Si es que alguna vez las hubo, ni una sola rencilla se ha dejado ver en el reencuentro más esperado para los espectadores de ‘El Hormiguero’: el que han protagonizado Pablo Motos y la intérprete. Por fin, cara a cara, después de siete años sin verse.

Un ‘face to face’ que se ha dilatado en el tiempo, para muchos, en exceso. En las últimas semanas había tomado fuerza la especulación sobre el ‘enfrentamiento’ que protagonizaron ambos en aquella última y única entrevista, en la que a la colombiana no le habrían gustado algunos comentarios tildados de “machistas” por los espectadores. Hoy, nada de aquello parece verdad a la luz del buen rollo que han demostrado. ‘Pelillos a la mar’, bajo ese mantra, la cantante ha ido a divertirse al programa de Antena 3. De su disco, de la parte del cuerpo que más le gusta de Piqué y de su lado más “hooligan” con sus hijos. De todo ha hablado Shakira, sin freno ni cortapisa.

Shakira
Shakira durante su primera visita a ‘El Hormiguero’ /Gtres

Shakira y el fútbol, una relación que va para largo

La colombiana está ilusionada por irse de gira musical junto a sus hijos, Milan y Sasha. Ha estrenado disco, ‘El Dorado’, y será la primera vez que viaje con ellos por medio mundo. “Siempre he tenido mucho sentimiento de culpa por irme a trabajar y dejármelos en casa, aunque sé que me han entendido y admirado por eso. Ahora quiero llevármelos conmigo para que vean mundo, aunque no podrán estar toda la gira, ya que tienen colegio y no quiero alejarlos de sus rutinas”, ha desvelado la cantante en ‘El Hormiguero’. Es una madraza que, si pudiera, inventaría horas del reloj para estar con ellos: “Me han cambiado la vida para bien. Antes yo era el centro de mi mundo, ahora soy un satélite girando sobre mis hijos”.

A Shakira le habría gustado que sus vástagos mostraran interés por la poesía y la escritura, como fue su caso a la misma edad de sus retoños. Todavía recuerda como si fuera hoy cómo su padre le regaló la primera máquina de escribir, así como no olvida el poema que compuso a la temprana edad de 4 años.

Sin embargo, los ‘hobbies’ de sus pequeños pasan por otras inquietudes. Por ejemplo, su hijo Milan solo piensa en el fútbol, algo que, pese a todo, enorgullece a la cantante, que ve así cómo su relación con el balón va para largo: “Cuando juega el Barça sufro, pero cuando juega mi hijo soy una auténtica hooligan. ¡No te imaginas cómo lo animo desde las gradas! Soy bastante desaforada”.

‘Me enamoré’, una canción basada en un amor real

Pablo Motos no ha desaprovechado la ocasión para manifestar lo “loco” que está con el nuevo éxito de Shakira, ‘Me enamoré’: “Hacía mucho tiempo que no me volvía tan loco una canción. Me fui a la cama cantándola cuando la escuché por primera vez y al día siguiente me levanté tarareándola“. Una declaración que la cantante ha respondido entre risas y con un escueto: “Lo siento”.

Su vuelta a la música ha sido muy cuidada. “Es un disco muy ecléctico y variado. Hay canciones de distintas influencias que narran recuerdos inolvidables”, ha asegurado Shakira. En ese momento, el presentador ha redirigido el tema hacia la canción ‘Me enamoré’, muy interesado en si había sido del agrado del protagonista del videoclip, Gerard Piqué. “Le gustó mucho, lo llevé al estudio y se emocionó mucho. Ya está acostumbrado a que le escriba canciones”, ha apostillado la colombiana.

La letra de esta nueva composición narra la historia de un enamoramiento real, el que vivieron Shakira y Piqué: “Me basé en nuestra primera cita aquí en Madrid. Estuvimos tomando mojitos y yo llevaba el sostén a rayas, que aún guardo. Esa noche nos tomamos nuestra primera foto”. En ese instante de confesión, no ha dudado en desvelar, en tono de chanza, qué fue lo que más le gustó de Piqué cuando lo vio por primera vez: “Esa boca tan redondita…”.

Si bien su ‘flechazo’ y posterior amor se lo deben por completo a la canción ‘Waka waka’ -que se convirtió en el himno oficial de la Copa Mundial de Sudáfrica en 2010-, no fue hasta su reencuentro en Sudáfrica cuando la pareja se percató de sus verdaderos sentimientos: “Recuerdo que yo me extendí mucho dándole demasiadas explicaciones sobre el tiempo que hacía. Yo no quería que se resfriara y él lo interpretó como que estaba interesada“. Lo estaba y mucho. Piqué le prometió ganar el Mundial como excusa para volver a verla. Lo que vino después es historia contada y vivida. Un amor, el de ambos, que tiene visos de acabar pronto sellado de por vida con una boda. ¿Cuándo? Cuando Gerard se lo pida: Shakira está deseándolo.

Últimas noticias