Juicio mediático

Belén Esteban, temblando a su llegada al juicio con Toño Sanchís

Belén Esteban
Belén Esteban y Miguel se llevan doce años de diferencia /Gtres

Nerviosa y literalmente temblando, así ha llegado Belén Esteban a los juzgados de Torrejón Ardoz para enfrentarse en los tribunales con el que fuera su representante, Toño Sanchís. La colaboradora llegaba pocos minutos después de las 9 de la mañana, acompañada por su novio, Miguel, su hermano Paco y una amiga. Vestida de blanco y negro con el rostro serio, la de Sálvame ha reconocido que se encontraba “bien” y que se estaba poniendo nerviosa por la presencia de la prensa, y es que más de 20 medios se han dado cita en los alrededores de los juzgados.

 

Una vez en el interior de los juzgados, y aún nerviosa, Belén Esteban se ha llevado la sorpresa de que ni Toño Sanchís ni Lorena Romero habían hecho acto de presencia en el juzgado. En un momento dado, debido a sus problemas de subida de azúcar, ha tenido que ir al baño. En ese momento, ha asegurado a algunos medios: “No han venido, ni uno ni otro. Tanto que decían ayer…”. La ex de Jesulín de Ubrique se encontraba ‘sola’ frente a los abogados y economistas de su rival.

 

Quien sí ha acudido como testigo ha sido Agustín, el excolaborador y mano derecha de Toño Sanchís, y que tras estallar el enfrentamiento entre Belén y su ‘jefe’, lo pasó muy mal y quiso desvincularse de él y posicionarse de parte de la colaboradora de ‘Sálvame’: “Yo no soy ni el demandante ni el demandado, solo vengo a testificar”.

Belén Esteban
Belén Esteban con su novio Miguel, su hermano Paco y una amiga / Gtres

Gran apoyo del público a su llegada a Torrejón

Con muchas ganas de que “todo termine pronto”, Belén ha recibido el apoyo de muchos anónimos que se acercaron para verla más de cerca. Sin soltar la mano de su novio, Esteban entraba en los juzgados de lo más determinada y segura, pese a los nervios.

Últimas noticias