SUS PRIMERAS PALABRAS

El entorno de Ángel Garó ‘toma partido’ tras los supuestos malos tratos: “A lo mejor su novio quiere hacerse famoso”

Ángel Garó
El humorista Ángel Garó en imagen de archivo / Gtres

Ángel Garó está abatido y solo quiere esconderse hasta que escampe el temporal. No acierta a creerse por lo que está pasando después de que su pareja sentimental lo haya denunciado por supuestos malos tratos acontecidos en la madrugada del miércoles. Así lo aseguró el cómico este viernes en el programa ‘Sálvame’, donde intervino para dar su versión de los hechos y negar tajantemente la agresión: “Hubo un desencuentro, pero no contacto físico. Lo que estoy viviendo con este chico desde hace año y medio no lo había vivido en mi vida. Es todo mentira. Hay gente que parece que ama, pero no ama. Estoy esperanzado en la justicia”.

Pero antes de querer salir al paso de la denuncia, las incesantes llamadas tras hacerse pública lo sumieron en el “espanto” y optó por apagar el teléfono. Sigue en shock, aturdido y muy disgustado ante el “derechazo” que le ha asestado su pareja de manera sorpresiva. Así lo ha confesado a LOOK el amigo íntimo del humorista, el pintor Antonio Montiel: “Es una canallada en toda regla. Ángel no es capaz de hacer algo así y él solo atina a decir ‘qué barbaridad’. Lo desmiente absolutamente. Yo estuve con ellos, con la pareja, en la noche de marras y puedo decir que nada percibí”.

Se refiere a la noche del martes 23 al miércoles 24 de mayo. Ese día Garó presentó la gala ‘El teléfono de la esperanza’ en el teatro Cervantes de Málaga y, para celebrar la gran acogida y el ‘no hay localidades’ que obtuvo, invitó a su casa a su amigo Antonio, quien estuvo con la pareja hasta bien entrada la noche. “Es que es muy injusto todo. Esa noche, entre ellos, todo era alegría por el éxito de la gala y solo hablaba con ilusión del cortometraje que su sobrina presentaba al día siguiente en Madrid y de las ganas que tenía de verla”, se lamenta Antonio.

Ángel Garó
El cómico andaluz junto a su pareja en imagen de archivo / Gtres

Sin embargo, ese miércoles no la vio. Justo cuando iba a coger el tren que lo llevaría a Madrid, agentes de la policía lo arrestaban como el supuesto autor de una agresión que terminó, según el parte médico, con una fisura en una costilla. Ángel creía estar viviendo”una pesadilla” o una broma de mal gusto. Pero no, era realidad. “Con la única persona con la que habló el jueves fue conmigo. Estaba desconcertado aún 24 horas después. Imagínate que alguien en quien confías te haga esta jugada. Estaba muy tocado”, apunta el pintor a este medio.

Antonio Montiel tuvo suerte de poder hablar con Ángel, circunstancia que no vivió su representante en las horas posteriores a hacerse pública la denuncia. “Sé que está en Málaga, pero no consigo dar con él. No sé nada de esta historia y no me atrevo a opinar hasta que no sepa bien lo que pasó”.

José Manuel Parada, Charo Reina y Juan Y Medio, desconcertados

Una de las personas que también estuvo con el cómico la noche de autos, en la gala del teatro Cervantes, fue el presentador José Manuel Parada, quien no puede disimular su “desconcierto” en conversación con LOOK: “Me estoy enterando ahora mismo, estoy de piedra y sorprendidísimo. Estuve con él ese día y estaba encantado y no se separaba de su pareja“. Para José Manuel este aciago suceso puede deberse a una estudiada maniobra por parte de la pareja de Garó para “hacerse famoso”: “Vete a saber si es verdad o si lo ha exagerado esa persona, no sería ni la primera ni la última vez que lo veo. A mí me lo han hecho varias veces, gente con ganas de televisión. De entrada, no me creo nada”.

Antonio Montiel
El pintor Antonio Montiel, amigo íntimo de Ángel Garó /Gtres

Mucho más cauta a la hora de entrar a valorar se ha mostrado la artista Charo Reina, con la que Ángel Garó ha compartido muchas horas de escenario: “Estoy consternada, la primera noticia que tengo. Qué barbaridad de noticia. Espero que no sea verdad“. Por su parte, el presentador Juan Y Medio se queda “helado” al otro lado del teléfono: “Es una cuestión absolutamente personal y no pienso decir nada de esto, pero, vamos, no sabía nada. Ángel es un buen compañero y buen tío”.

Una vida profesional con mucho arte

Ángel Garó
Ángel Garó posando junto a una de sus obras de arte /Gtres

Cuando se escucha el nombre de Ángel Garó, inevitablemente se piensa en el artista de los noventa que se convirtió en la estrella del programa dirigido por Chicho Ibáñez-Serrador, ‘1, 2…3 responda una vez‘, o en su trabajo en ‘Qué Apostamos’ y ‘El semáforo’. Su última aparición en televisión data de 2015, cuando participó en ‘Alfombra Roja Palace’ junto a José Luis Moreno. Pero este artista, que muchos ignoran qué ha sido de él en estos últimos años, no ha parado quieto desde entonces y se ha dedicado a su mayor hobby: la pintura y el arte. Garó se ha centrado en la música, el arte y el coleccionismo, una pasión que desembocó en una gran colección que inauguró en Estepona en el año 2011 y que perduró durante cinco años.

Pero, lo que más ‘impacta’ es que su colección consta de unas 350 obras, entre las que se encuentran piezas de Picasso, Dalí, Maella, Alberti, Julio Romero de Torres y George Hayter, entre otros autores. “Su casa es un auténtico museo, no se puede imaginar nadie el dinero que hay invertido. ¡Hay obras valiosísimas!“, ha asegurado a LOOK una fuente cercana al humorista.

Precisamente, fue el arte lo que unió a Garó con su gran amigo Antonio Montiel, así lo cuenta el pintor a este medio: “Él es coleccionista de toda la vida, ha ido ganando dinero muy poco a poco, con sus programas en televisión. Antes todo estaba mejor pagado, claro está“. Esos tiempos no son los actuales, entonces el cómico ganó mucho dinero con sus trabajos en televisión. Su ‘caché’ era muy elevado y gracias a esto pudo permitirse vivir en una vida de ensueño. “A pesar de haber tenido un padre camionero he logrado tener un Picasso en casa“, reconocía el humorista en una entrevista en ‘Diario de Mallorca’ en 2014. Eso sí, los inicios nunca fueron fáciles en el arte para Ángel, quien tuvo que habilitar la parte baja de su casa para continuar con su afición: “Lo que ocurrió fue que el museo fue creciendo junto a su fama”.

Comentar

Últimas noticias