CONEXIÓN HONDURAS

Carmen Borrego, apenada por Edmundo: “¡Si él supiera por lo que estamos pasando!”

Carmen Borrego
Carmen Borrego en imagen de archivo / Gtres

Edmundo Arrocet ha ‘despertado’ en Honduras. “Dios mío, si supiese lo que estamos pasando aquí“, ha asegurado una apenada Carmen Borrego en el plató de ‘Conexión Honduras’ tras ver al renovado humorista. Si hasta el momento su participación en ‘Supervivientes’ había sido duramente criticada por su escaso compañerismo, ahora el cómico ha experimentado un gran cambio de actitud. Mientras su pareja sentimental, María Teresa Campos, se encuentra recuperándose de un ictus en el hospital, Bigote resurge del ‘ostracismo’ como concursante y ha comenzado a implicarse en las tramas y rencillas con sus compañeros. De hecho, en su nueva versión, el humorista no tiene inconveniente en verbalizar su enemistad con Leticia Sabater y declararle la guerra. Se mete en el fragor de la batalla y parece ‘divertirse’.

Ese hombre “que huye del conflicto”, como ha dicho Teresa Campos en más de una ocasión, parece que ya no existe. Edmundo se involucra, gana las pruebas de recompensa, está de buen humor, planta cara a los problemas e incluso habla sin cortapisas de lo mal que lo pasó cuando falleció su mujer, Rocío Corral, en diciembre de 2012. “Hasta los 55 no me fleché. Ya después cuando enfermó mi mujer y se murió me vine abajo”, ha desvelado, de manera sorprendente, Edmundo en una conversación con su compañero Iván.

Carmen Borrego
Carmen Borrego a la salida del hospital Fundación Jiménez Díaz /Gtres

Siempre receloso de su vida personal, con una sonrisa a punto para desviar las preguntas más privadas, sorprende este ‘nuevo Bigote’. El cómico se confiesa un intrépido que “no se ha frenado por nada en la vida” hasta que conoció a su mujer. Ahí sus prioridades cambiaron, toda su vida se zarandeó, como ha confesado en ‘Supervivientes’. Tan cómodo comienza a sentirse en Honduras que no cambiaría la isla por ningún otro lugar: “No cambiaría estas vistas y este mar por nada del mundo. Aquí estoy feliz“.

La hija menor de María Teresa, Carmen Borrego, tiene los sentimientos encontrados y, aunque se alegra de que por fin esté saliendo a flote el “verdadero Edmundo”, sufre y confiesa sentir dolor al verlo: “Me cuesta mucho verlo, lo confieso que me cuesta. Es muy complicado para mí. Lo veo ahí y pienso ‘Dios mío, no le hemos dicho nada’. Él está ahí feliz, ajeno a todo lo que está pasando“.

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet en imagen promocional de ‘Supervivientes’ / Gtres

Borrego mantiene que Edmundo tendría que haber sido avisado de la enfermedad de su pareja, extremo que defiende el hijo menor del chileno, Maximiliano Arrocet, quien visitó este pasado sábado a Teresa en el hospital para abordar esta cuestión. “Maximiliano accedió a la decisión de Teresa, aunque me dijo que vamos a tener problemas todos cuando Edmundo pida explicaciones. La responsable única de que no lo sepa es Teresa”, ha asegurado Carmen, resignada.

La benjamina del clan ha aprovechado el espacio presentado por Sandra Barneda para hablar de los problemas a los que se ha tenido que enfrentar su madre últimamente y que podrían haber sido la causa de su ictus: “En los últimos meses mi madre ha tenido una pérdida de autoestima muy seria y este susto le ha servido para darse cuenta de lo mucho que la gente la quiere. Ella veía que no se la respetaba y está viendo que sigue siendo la María Teresa Campos de siempre”.

Últimas noticias