CONFESIONES CON HUMOR

Teresa Campos, la ‘Teresa de Éboli’

Teresa Campos
La periodista María Teresa Campos en imagen de archivo / Gtres

Poco a poco Teresa Campos va recuperando el sentido del humor y la curiosidad insaciable por saber lo que ocurre en el exterior. Está mucho más animada y optimista. La presentadora no duda en bromear sobre la gasa que tapa su ojo derecho, como paliativo a su problema de visión tras sufrir el ictus. “Al verme así empezarán a llamarme Teresa de Éboli“, ha asegurado la malagueña entre risas haciendo alusión a la noble española princesa de Éboli y su famoso parche. En estas circunstancias, cabe esperar que la Campos haya recibido al hijo de Edmundo Arrocet, Maximiliano, con la misma gasa aunque con un humor menos animado dado el carácter de la conversación pendiente que se va a producir entre ellos este sábado, razón que ha motivado el viaje relámpago del hijo del cómico desde Londres.

El joven está en el hospital Fundación Jiménez Díaz para dejar patente su descontento ante el hecho de que no se haya avisado a su padre, decisión que tomó Teresa nada más sufrir la isquemia cerebral. “Decidiré lo que hago según me vaya encontrando, no quiero asustarlo innecesariamente y que se retire de algo que sé que le hacía muchísima ilusión. Ya decidiré si le advierten de lo ocurrido esta semana“, ha confesado Campos estos días a Jesús Mariñas. A la luz de estas palabras, todo apunta a que Teresa no sabía entonces de la visita que iba a recibir este sábado por parte de Maximiliano.

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet y su hijo Maximiliano / Gtres

Una visita que ha levantado controversia desde el principio, tanto que esta misma mañana los reporteros que estaban apostados a las puertas del centro médico dudaban de que Maximiliano hubiera hecho acto de presencia, al no haber captado ninguna imagen del joven entrando en el centro. LOOK se ha puesto en contacto con Terelu Campos y, si bien en un principio se ha negado a confirmar o desmentir una información “ajena a ella”, un escueto y ambigüo “es cierto” ha dejado entrever que el hijo de Edmundo, efectivamente, está en el hospital.

Interesada por saber lo que pasa

Teresa Campos
La periodista María Teresa Campos con Carmen Borrego y el humorista Bigote Arrocet en una visita al hospital en 2016 / Gtres

En las horas en que recibe visitas, María Teresa no puede contener su deseo de saber qué se dice de ella, aunque es consciente de que no debe alterarse. “¿Se ha formado mucho jaleo con lo mío?”, pregunta siempre que puede. Según ha publicado el periodista Jesús Mariñas, Teresa ha confesado, en la intimidad de su habitación, el tsunami emocional que zarandeó su vida cuando falleció su hermana Araceli: “No soy la misma desde que pedí a mi hermana hace dos años“.  Una pérdida que sumió a la malagueña en un estado anímico delicado y que, sumado a otras muchas circunstancias, habría dado como resultado este “gran susto” de salud. Además, la presentadora ha aprovechado para contar en primera persona cómo vivió su ictus el pasado martes: “Veía mal del ojo derecho pero lo atribuí quizá a una legaña. Me acosté de nuevo y me incorporé al rato. Noté que me tambaleaba”.

Comentar

Últimas noticias