acoso

“¡Cásate conmigo!”: la extraña petición de mano a Malia Obama

Malia Obama
Ver Galería
Haz click en la imagen para acceder a la galería / Gtres

Mientras sus padres disfrutan de unas vacaciones de ensueño, ella no gana para sustos. A sus dieciocho años, Malia Obama se ha convertido en una joven atractiva, responsable y con una gran proyección de futuro. Ha cambiado Washington por el bullicio de Nueva York, donde está trabajando como becaria en una de las zonas más concurridas, Tribeca.

A pesar de que la hija mayor de los Obama intenta llevar una vida normal, como es lógico tiene que contar con un equipo que vele por su seguridad. Al margen de esto, tiene una rutina como la de cualquier chica de su edad. Se levanta temprano, viaja en metro y va muy sonriente cada a día a su puesto de trabajo, con la ilusión de labrarse un futuro tan prometedor como el de sus padres.

Malia Obama
Malia Obama vive ahora en Nueva York / Gtres

Sin embargo, en las últimas semanas, algo ha cambiado en la vida de Malia. Como muchas celebrities, Malia acaba de sufrir en primera persona el drama del acoso. Y es que la hija de los Obama se ha visto sometida a mucha presión por parte de un hombre que vive obsesionado con ella.

[Haz click aquí para acceder a la galería de Malia Obama]

Si al principio parecía que el tema no iba a pasar a mayores, lo último que se le ha ocurrido al acosador ha sido presentarse frente al edificio en el que trabaja la joven para pedirle matrimonio. El hombre, de 30 años e identificado como Jair Nilton Cardoso logró traspasar las medidas de seguridad y llegar al interior del edificio con un cartel en el que declaraba su amor por Malia al tiempo que gritaba que se casara con él.

Barack Obama y Malia Obama
La hija de Barack Obama ha tenido que vivir una situación muy desagradable / Gtres

El alboroto que generó fue tal que el Servicio Secreto se vio obligado a intervenir y llevarse de la manera más discreta posible a Cardoso para evitar males mayores ante una atónita multitud y una Malia que no sabía dónde esconderse.

Sin embargo, no contento con esto, Cardoso parece creer firmemente en la teoría de que “quien la sigue la consigue”, y dos días después se disfrazó de invidente para perseguir a Malia por el West Village.

[También puedes leer: El cocinero de los Obama cuenta los secretos de la familia”]

La hija de Obama, ya bastante nerviosa, tuvo que acudir a las autoridades, que descubrieron que Cardoso lleva obsesionado con la joven bastante tiempo y que incluso una vez intentó colarse, sin éxito, en la Casa Blanca.

Las autoridades han determinado que el joven tiene problemas psiquiátricos y en estos momentos se encuentra recluido en una institución mental hasta que se valore si se presentan finalmente cargos contra él.

Temas

Últimas noticias