MALA RACHA

¿Qué le pasa a María José Campanario?

María José Campanario
María José Campanario en imagen de archivo / Gtres

María José Campanario ha pasado parte de la Semana Santa ingresada en el hospital jerezano Quirón Sagrado Corazón. Su salud lleva un tiempo dándole problemas que casi siempre terminan con la visita al hospital. En esta última ocasión ha sido una crisis de fibromialgia la que ha provocado su ingreso. Aquejada de fuertes dolores cervicales, la dentista quedó bajo la vigilancia de los médicos en la noche del miércoles santo.

Un especialista médico explica a LOOK que, en general, un ingreso urgente como el de la mujer de Jesulín de Ubrique “Es una situación anormal. Normalmente cuando esto se produce es porque la persona lo solicita o su médico de cabecera se lo aconseja. Lo más probable es que haya sido ella quien, para su comodidad, haya pedido pasar la noche en la clínica”. Eso sí, en opinión de este facultativo consultado, generalmente es innecesario que el paciente pase más de 24 horas en el hospital, “sobre todo porque al desconocerse las causas, los tratamientos no son curativos y solo alivian los síntomas, algo que se puede hacer en casa”.

Es la primera vez que se pone nombre a la dolencia que aqueja a María José. La fibromialgia es una enfermedad crónica derivada de un desequilibrio en el sistema inmunológico. Los pacientes que la padecen sufren dolor cervical, entumecimiento, calambres en las piernas, sensación de hinchazón o fatiga, entre otros síntomas. Sin embargo, en contadas ocasiones se produce un ingreso hospitalario por este padecimiento.

María José Campanario
Campanario, tras su ingreso hospitalario en diciembre pasado / Gtres

Sus otros ingresos

Este no es, ni mucho menos, el primer ingreso de María José. En un año ha estado cuatro veces ingresada en el hospital y la preocupación de su familia ha ido en aumento en el último añoEn marzo de 2016, la esposa del diestro tuvo que ser intervenida de una hernia en la región cervical. Dicha intervención no fue todo lo exitosa que debiera y la salud de Campanario se resintió de nuevo. Apenas siete meses después de recibir el alta médica, el cuello volvió a darle problemas, por lo que visitó el hospital de nuevo.

Justo cuando creía que su recuperación era un hecho, en diciembre sufrió una inesperada reacción anafiláctica que derivó en una infección que estuvo a punto de acabar en septicemia. Un susto no solo para ella, sino también para su marido, Jesulín, que no pudo contener las lágrimas cuando la madre de sus dos hijos menores quedó hospitalizada. Entonces se llegó a decir que Campanario se había sometido a una operación estética que nada tenía que ver con la reacción alérgica. Este punto fue desmentido por ella misma en la revista HOLA: “Me fui al extranjero a hacer un curso de Odontología y tuve una reacción alérgica al látex”.

Últimas noticias