FATÍDICAS NOTICIAS

El pasado siempre vuelve: los 5 secretos en la vida de Bigote que ‘Supervivientes’ traerá al presente

Edmundo Arrocet
Edmundo Arrocet en imagen de archivo / Gtres

Desde que Teresa Campos y Edmundo Arrocet iniciaran su amor, el humorista ha protagonizado la actualidad, a veces a su pesar. Al principio se decantó por mantenerse al margen de esa prensa que seguía día y noche a su pareja, pero, con el tiempo, le ha terminado seduciendo la idea de la fama y sus apariciones públicas han ido ‘in crescendo’.

Con su figura en el punto de mira, es evidente que su fichaje como concursante de ‘Supervivientes 2017’ va a disparar las informaciones sobre el chileno. Hay quien asevera, incluso, que le pasará una factura innegable a nivel personal de la que saldrá resarcido o hundido. LOOK repasa los episodios más oscuros del humorista, esos que desearía no haber protagonizado nunca.

La precaria situación empresarial

Edmundo Arrocet se rió abiertamente de su supuesta mala situación económica en ‘Sábado Deluxe’. En ese momento, el chileno aseguró que era todo mentira y que gracias a sus empresas no necesitaba dinero de María Teresa. Sin embargo, el estado de salud de sus negocios no atraviesa un buen momento.

En 1978 funda la empresa Dorata S.L, de la que es presidente. Su objetivo social es la comercialización, distribución y compraventa de derechos audiovisuales y no tiene actividad comercial. En 2010, tal y como informaba Vanitatis hace unos meses, abrió Tecorra & Tecorra S.L  con la misma suerte comercial. También es administrador único de la empresa de importación e exportación de Von and Von Importación e Exportación S.L, también sin actividad. Con esta situación, y, según reza el Registro Mercantil, Edmundo no cuenta con facturación de estas entidades.

En cuanto a residencias, no tiene ninguna a su nombre en España, ya que siempre ha vivido de alquiler en Las Palmas de Gran Canaria y en Madrid.

Las amigas que visitan su apartamento de ‘soltero’

El pasado siempre vuelve: los 5 secretos en la vida de Bigote que ‘Supervivientes’ traerá al presente
Edmundo paseando con una amiga por Madrid / LOOK

Las imágenes de Bigote Arrocet entrando y saliendo de su apartamento de soltero con mujeres revolucionó los medios de comunicación. Las visitas eran extrañas por la forma en que se practicaban. Tanto Bigote como sus acompañantes entraban en diferentes tiempos y salían del mismo modo. Poco a poco estas amigas fueron tomando protagonismo para desgracia de Teresa y, en concreto, Gema Serrano, terminó posando para ‘Interviú’ y dando unas explosivas declaraciones: “María Teresa no sabe cuál es la verdad, esa solo la sabemos Edmundo y yo. Ella puede suponer que lo que le cuenta su novio o lo que le cuento yo es la realidad”.

Su huida de Argentina y su relación con Augusto Pinochet

En 1949 Bigote nació en Buenos Aires, Argentina. Allí se desarrolló su infancia hasta que a los 12 años decidió imponerse a su padre y abandonar el hogar. “Me convertí en un niño de la calle”, ha contado el cómico. Durante su trayectoria, Edmundo ha rehusado hablar de su nacionalidad. Argentino, crecido en Chile y emigrado a España nunca le ha agradado hablar de ese tiempo.

Muy comentada fue en sus inicios como artista su afinidad por el general golpista Augusto Pinochet. Fue en el Festival Internacional de la Canción Viña del Mar cuando se apreció su complicidad con Pinochet y su mujer. El humorista aseguró entonces que lo conocía del mismo que también se saludaba con políticos importantes o con la hermana del Rey Juan Carlos I. “Pinochet ha hecho lo que ha hecho, no está ni bien ni mal. Depende del lado por el que lo quieras mirar”, manifestó en el programa chileno ‘Mentiras verdaderas’.

Las mujeres de su vida

La primera mujer con la que contrajo matrimonio en Chile, la presentadora Gabriela Velasco, nunca le perdonó que abandonara su hogar para irse a vivir a España. Su historia se escribe con dolor y despecho hacia el hombre que desatendió a su familia. Siempre según la versión de Velasco, ella inició la lucha para que el novio de María Teresa se hiciera cargo de los gastos de manutención de su hija Gabriela y en plena refriega descubrió que su aún marido se había vuelto a casar en España. Lo acusó de bígamo y de acercarse a ella por interés.

Edmundo Arrocet
María Teresa Campos y Edmundo Arrocet / Gtres

Annette Ledgard, la mujer con la que Arrocet tuvo un ‘affaire’ fruto del cual nació Alexis, ha hablado también de la afición del humorista por simultanear o enlazar historias amorosas. Esta misma semana, en la revista ‘Lecturas’, ha asegurado: “Cuando conocí a Bigote era yo sola, luego supe que existía Rocío Corral. No hablábamos de ella. No pretendí hacerle daño, pero me enamoré. Acepté al saber que había otra persona. A Bigote o lo aceptas, o te quedas sin verlo“. Esa otra persona era Rocío Corral, el amor más maduro y estable para el cómico, pero que terminó al fallecer Rocío. Este hecho hundió a Arrocet, que solo reflotó de la mano de Teresa Campos. 

De su relación con la Campos se ha dicho y escrito de todo. Hay voces que aseguran que se acercó a la malagueña por interés mediático al ver su carrera profesional tocada. También se comenta, entre bambalinas, la mala opinión que se tiene de Edmundo en el entorno más íntimo de Campos, empezando por sus propias hijas. Otras personas apuntan que, lejos del amor, lo que ha impulsado al chileno a estar con Teresa es su precaria economía.

La mala relación con sus hijos

Alexis, el hijo secreto del chileno, fruto de su relación extramatrimonial con Annette Ledgard, mantiene una nula relación con su padre, si bien ha procurado tender puentes.

Bigote Arrocet
El humorista Bigote Arrocet en imagen de archivo / Gtres

En 2016 Alexis manifestaba su deseo de reencontrarse pronto con su padre. Han mantenido durante 25 años contacto telefónico eventual, pero Bigote nunca ha mostrado interés por ayudar económicamente a su hijo, al que tampoco ha reconocido legalmente como tal.

El cómico tampoco ha sufragado los gastos de Gabriela, su primera hija. De ella se alejó física y emocionalmente cuando en 1984 Bigote quiso triunfar en España. Estuvieron años sin verse ni hablarse hasta que la madurez los unió y limaron asperezas.

Hay otros dos hijos con los que siempre ha mantenido una relación cordial y afable, Estefanía y Maximiliano. Por ellos viaja con frecuencia a Londres.

Últimas noticias