CAMINARÁN POR SEPARADO

Se desvela el futuro profesional de Campos lejos de Bigote Arrocet

María Teresa Campos y Bigote Arrocet
Teresa Campos y Edmundo Arrocet / Gtres

La fecha del 14 de abril de 2017 será clave para la relación entre María Teresa Campos y Edmundo Arrocet. Ese día el humorista pondrá rumbo a la isla de ‘Supervivientes’ y dejará en Madrid a la presentadora malagueña. Sin embargo, pese a que Teresa ha confesado que echará de menos a su pareja, no todo serán malas noticias para Campos en este tiempo. En los últimos meses los temas profesionales le han dado más de un disgusto, pero Mediaset seguirá contando con María Teresa, que seguirá ejerciendo de presentadora.

Según ha podido saber LOOK, la comunicadora ya ha firmado su contrato de larga duración con la cadena, lo tiene en su poder y está ilusionada y encantada ante su nuevo proyecto televisivo, del que guarda secreto profesional.

Durante los tres meses que dure el concurso de Edmundo, Teresa tendrá su mente ocupada en este nuevo programa. Según fuentes cercanas a la Campos, se encuentra “más tranquila” debido a que antes facturaba por programa grabado y ahora tiene contrato con la cadena. Con respecto a la participación de Bigote en ‘Supervivientes’, asegura confiar en su pareja y respetar su decisión. Lo que más preocupa a María Teresa es la salud de Arrocet y su intolerancia al frío y al sol. 

Edmundo Arrocet
El humorista Edmundo Arrocet llegando de Chile /Gtres

Según estas fuentes consultadas, Edmundo sabe a la perfección a lo que se enfrenta, ya que participó en 2004 en ‘La selva de los famosos’, la versión de Antena 3 que presentó Paula Vázquez. Han pasado 13 años desde aquella incursión selvática y Arrocet es consciente de que los años juegan en su contra. Sin embargo, ha superado todas las pruebas físicas y psicológicas. Algunos medios de comunicación apuntaron que su último viaje a Chile lo aprovechó para despedirse de sus familiares.

El contrato que ha cerrado María Teresa Campos con Mediaset supone una alegría para la presentadora, que ha pasado unos meses complicados a nivel profesional al ver cómo su programa ‘Qué tiempo tan feliz’ perdía horas de emisión hasta verlo desaparecer. Cuentan allegados a la malagueña que la grabación del último programa -que se emitirá el próximo 1 de abril- ha estado lleno de momentos en que Campos no pudo reprimir las lágrimas por la pena de decir adiós a un equipo que la ha acompañado durante ocho años. Estos disgustos han sido recompensados y Teresa se ha ganado una silla en Mediaset. ¿O será un sillón? ¿O quizá un ‘Chester’?

Últimas noticias