Qué bonito es el sexo, si llega

Las Campos despiden su ‘reality’ con sexo: afrodisíacos, sesiones de tuppersex y citas a ciegas

María Teresa
María Teresa Campos y Terelu / Telecinco

Por fin ha llegado el capítulo más esperado y comentado de ‘Las Campos’: ‘Mamá, qué bonito es el amor (cuando llega)’. La intriga por ver el que ha sido el último episodio de la temporada poco tenía que ver con el amor, sino más bien con el sexo. Si el anterior capítulo de María Teresa Campos y Terelu en el que se abordaba la temática del dinero – sobre cómo ellas lo han gestionado y despilfarrado durante su éxito televisivo-despertó un revuelto mediático que aun colea, ver a madre e hija sin filtro contando sus experiencias y gustos sexuales no se ha quedado atrás.

Desde el punto de vista sexual, Teresa y Terelu se encuentran en puntos totalmente opuestos. La primogénita de Teresa no quiere saber nada de hombres, lleva año y medio sin una relación estable. “No tengo ilusión de tener a nadie en mi vida, quizás porque me quiero menos. Yo salgo de fiesta y me echo a llorar de lo que hay por ahí”, le confiesa Terelu a su terapeuta durante el reality.

Las Campos
Las tres generaciones Campos en imagen de archivo / Gtres

Cerrada en banda, la colaboradora de ‘Sálvame’ huye por no sufrir: “No doy la oportunidad de quedarme de nuevo jodida. En mis relaciones sentimentales he elegido mal y me he entregado demasiado“, se sincera. Eso sí, este hecho no le frustra ya que “me he divertido como una loca durante este tiempo”. Actualmente hay otros problemas más importantes que atormentan a Terelu, como el insomnio. Este hecho le lleva a realizarse una prueba en la Unidad del Sueño, que termina con la presentadora durmiendo monitorizada.

Teresa, ilusionada con el sexo tardío

Por su parte, María Teresa Campos está viviendo su mejor momento a nivel personal e íntimo. Cuando ya creía que el fulgor del amor y de la apetencia sexual se había apagado para ella, llegó Edmundo Arrocet a su vida y le dio un viraje de 180 grados. “Ya pensaba que lo había vivido todo. No daba un duro por volver a tener esa ilusión. Mi ejemplo es importante para estar siempre abierta al amor”. Tan encantada está con su vida personal y sexual que le ha llevado en el reality a impartir una conferencia en la Fundación Updea. “La ilusión debe mantenerse más allá de los 60, es incluso hasta mejor que a los 30“.

En dicha ponencia, María Teresa desvela el nombre de la película con la que se siente más identificada, erigiéndola como un ejemplo para no perder la esperanza en el sexo: “Ese momento supremo de la película de Jack Nicholson y Diane Keaton en que hacen el amor, me sentí tan identificada cuando ella se pone a llorar y dice ‘Ay, Dios mío, creí que no iba a hacerlo nunca más” La presentadora hace referencia a la película dirigida por Nancy Meyers, ‘Cuando menos te lo esperas’, de 2003.

María Teresa
María Teresa y Edmundo Arrocet / Gtres

Teresa -que durante el reality hace deporte en el gimnasio de su casa con un entrenador personal- acude con varias amigas a una MasterClass sobre afrodisíacos. Acompañada de caras conocidas como Luján Arguelles y Pilar Eyre, la Campos se abre en canal y confiesa detalles insólitos: “El sexo es como el menú, cada uno tiene su plato favorito” El término ‘follamigo’ ha estado a la orden del día en la vida de la Campos: “Lo que no me va tanto son los juguetes sexuales, son antilívido” El momento que ha provocado las risas entre las amigas ha sido cuando la presentadora malagueña ha opinado sobre penes: “Creo que lo peor son los penes demasiado grandes“.

Terelu, cita a ciegas y sesión de ‘tuppersex’

Por su parte, Terelu y su hermana Carmen Borrego -que en esta última entrega del reality tiene menos protagonismo- han asistido a una sesión de tuppersex junto a Lara Dibildos e Ivonne Reyes. Entre juguetes y risas, Terelu se ha sincerado: “A nivel de sexo mis parejas no han estado descontentas conmigo. ¿Por qué no ha funcionado ninguna? No lo sé. Yo detesto la mentira y cuando los hombres dicen que son torpes, cuando son más listos que nadie“.

Para que Terelu recupere la ilusión, en el reality la aconsejan ligar por Internet a través de una aplicación de citas. Si bien al principio se muestra reacia, accede a hacérsela bajo el seudónimo de Lourdes. “Nunca me lo había planteado porque soy consciente del trabajo que tengo”, manifiesta. No obstante, esta medida no surte efecto, a la malagueña todos sus pretendientes le parecen “feísimos”.

Su amiga, Lara Dibildos, durante la reunión de ‘tuppersex’, le habla de un hombre perfecto y que estaría encantado de conocer más íntimamente a la presentadora. Terelu, atacada de los nervios, asiste a la cita a ciegas. Y ahí, en el momento en que entra al restaurante, termina el reality. Preguntada en plató sobre si la cita prosperó, Terelu responde: “Quién sabe si en los próximos capítulos se ve…” ¿Tendrá nueva temporada el reality?

Últimas noticias