¡Fiesta, sálvame!

Terelu Campos brinda para olvidar

La presentadora Terelu Campos y una amiga en un restaurante de Madrid/ Gtres
Ver Galería
La presentadora Terelu Campos y una amiga en un restaurante de Madrid/ Gtres

Terelu Campos se esfuerza por hacer ver que nada malo ocurre en su vida, ofreciendo a las cámaras una sonrisa posada. Sin embargo, su felicidad y aparente tranquilidad podría ser solo una impostura de cara a la galería. Las duras críticas que recientemente ha escuchado sobre cómo es, cómo se comporta y cómo se gasta el dinero, tras el emisión del último capitulo del docureality que protagoniza junto a su hermana Carmen y su madre, Teresa Campos, le afectaron especialmente y rompió a llorar en directo.  Sin embargo, Terelu cuenta con un grupo de compañeras de trabajo y amigas, con las que suele salir a tomar algo habitualmente, en las que encuentra un gran apoyo. Tras el disgusto en plató, la presentadora se citó con su grupo para olvidar los malos ratos a los que últimamente se enfrenta con mayor frecuencia.

LOOK descubrió a la primogénita de las Campos, la noche siguiente al sofocón en directo, mientras compartía confidencias con algunas de sus incondicionales, en un conocido bar de copas de la elitista zona de La Moraleja en Madrid. Relajada y distendida, pero también con cara de preocupación, Terelu se olvidó por unas horas de la tensión que ha vivido en los últimos días.

Los antecedentes

Aunque madre e hija insisten en asegurar que profesionalmente siguen contando con el respaldo de Mediaset -de hecho, María Teresa ha declarado que en breve firmará en nuevo proyecto con la cadena-, lo cierto es que Terelu no puede evitar mostrar su inquietud laboral ante sus más allegados. El fin de emisión del programa que presenta su madre – pilar fundamental de la economía familiar y de la presencia de ambas en pantalla– ha coincidido con el último capitulo de Las Campos.

Terelu Campos
María Teresa Campos y Terelu en imagen promocional / Gtres

Precisamente, en la entrega ´Mamá, somos unas manirrotas’ es en la que las hermanas han recibido mayores críticas. La imagen de opulencia y derroche que proyectaron en el reality indignó a muchos y en las redes sociales llegaron hasta decir que Terelu trabaja en televisión solo por ser hija de la Campos. La malagueña no pudo resistirlo y se vino abajo.

Para suerte suya, sus amigos la apoyan y por eso ella, que ya piensa en nuevos proyectos, intenta olvidar brindado con sus confidentes para olvidar los malos ratos.

Comentar

Últimas noticias